Aeropuerto y ferrocarril: retos logísticos

187

Entre los retos logísticos más importantes en el país está el incremento de 20% de la capacidad de la Aduana del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM),  dijo Arturo Rangel, presidente del Comité de Comercio Exterior de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Este punto, de acuerdo con el especialista, es un ejemplo de cuando una aduana es excedida en su capacidad y opera con limitaciones.

Algunas áreas como la de almacenes, simplemente operan al máximo y parte de los cargamentos tienen que resguardarse en zonas aledañas, detalló.

“El AICM está en medio de la población, no tiene para donde crecer, es una zona muy complicada y requiere bastante inversión”, indicó.

En el país, subrayó, existen ejemplos respetables como Guanajuato Puerto Interior, un nodo logístico que mezcla transporte aéreo, carretero y ferrocarril, así como otros que dejan qué desear, como es el caso de la aduana del AICM.

Luis Aguirre Lang, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), señaló que además de la infraestructura que ya se tiene, se requiere desarrollar el ferrocarril para reducir costos logísticos de la industria.

A pesar de aciertos como la Ventanilla Única, que facilita las operaciones de la industria manufacturera, se requieren impulsar nuevos nodos logísticos, explicó.

“Donde podamos vincular más el transporte ferroviario  y que nos permita hacer combinación de transporte para reducir costos”, anotó.