Air Canada prefiere plan original

Se dice que ofertaron inicialmente 250 millones de dólares por Aeroplan

197

Estábamos desarrollando otro programa de viajero frecuente, pero coincidimos con nuestros socios, que era mejor hacernos nuevamente de Aeroplan. Luis Noriega no oculta su satisfacción mientras lo cuenta. Es un maestro explicando los avances de Air Canada, por algo es su director para México, Centroamérica y Cuba.

Esta historia tiene más de 20 años; en una época complicada para la industria aérea, y particularmente para Air Canada, decidieron monetizar su programa de viajero frecuente y venderlo a Aimia, por un periodo de dos décadas. El contrato se vence en 2020 y apuestan por hacerlo suyo de nueva cuenta.

Aunque la línea bandera de Canadá, ni lo confirma ni lo niega, se dice que ofertaron inicialmente 250 millones de dólares por Aeroplan, pero sólo los convencieron duplicando el monto. La inversión fue posible, gracias a los socios de la aerolínea: Toronto Dominion Bank, Canadian Imperial Bank of Commerce y Visa Canada.

Para nosotros es muy importante la relación estrecha con los viajeros frecuentes; así los escuchamos eficientemente, podemos establecer ofertas más dinámicas, y reaccionar rápidamente a las sugerencias nuestros clientes, comparte Noriega, que además adelanta que antes de que termine el año, o en enero, debe estar concluida la transacción.

México es el principal destino de sol y playa para los canadienses, de ahí que, en los últimos años, el crecimiento en el número de asientos disponibles sea de doble dígito, del 10 al 12 por ciento anual. Vuelan a siete destinos de la República Mexicana –seis de ellos, playas– el aumento también tiene que ver con el programa de fidelización, ya que es una de las que más premios ofrece.

Manzanillo es un caos. Camiones y tráileres llenan las principales calles y avenidas del puerto más importante de Colima y del país. Me explican que, a partir del segundo semestre de 2018, el crecimiento de las maniobras disparó la demanda de despachos aduanales y rebasó a las garitas de la aduana, para salida o entrada de contenedores. Las terminales que aumentaron en mayor medida la recepción de buques son: Ocupa, Timsa y SSA México, impactando el dinamismo de las operaciones totales en la capital del pez vela. Esto es parte de los pendientes que deja la administración de Guillermo Ruiz de Teresa, ex titular de Puertos y Marina Mercante, toda vez que los usuarios y operadores de servicios del puerto de Manzanillo solicitaron a la SCT un Plan Emergente para contener la saturación.

En la solicitud para evitar que las calles del principal destino colimote se conviertan en estacionamiento permanente, sobresale: una prueba piloto durante tres meses, de 24 horas, siete días de la semana en operaciones de puerto y aduana. Abrir más garitas y contratar más personal. De prevalecer el problema, traería desaliento en los turistas y aumento en el costo del comercio exterior, ya que se tienen más de 3 millones de contenedores programados este año.