BC y México requieren nuevo modelo de crecimiento económico

504





Debemos hacer del crecimiento económico, la prioridad de la política económica estatal y nacional. Baja California y todo México tiene la necesidad de una política activa y de competitividad de largo alcance para fomentar el crecimiento económico de mediano y largo plazo.

A lo largo de los años, el gobierno federal ha perdido su capacidad desarrollista en la frontera norte, debido a la falta de políticas económicas enfocadas al crecimiento económico de la Frontera Norte de México al igual que la rápida aplicación de las reformas económicas estructurales necesarias para el país, por lo que el papel de los estados es de vital importancia para definir las políticas de desarrollo económico sustentable, equilibrado, y con una base económica diversificada y local.

Para poder generar un mayor número de empleos, para incrementar los niveles de desarrollo económico y para combatir la pobreza en los próximos años, Baja California y todo México necesita crecer de manera sostenida en materia económica y tener una política de crecimiento económico de mediano y largo plazo.

El doctor Alejandro Díaz Bautista, investigador nacional del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y catedrático y profesor en economía en el Colegio de la Frontera Norte (Colef) menciono que el análisis de política económica nos indica que Baja California y todo México requieren de un modelo de crecimiento económico competitivo con mayor generación de empleos productivos, equidad y con visión de futuro, cuyo centro sea una política activa de fomento al mercado interno y para el desarrollo de la competitividad regional en todos los sectores de la economía regional. Se debe fomentar la competencia económica en todos los ámbitos, aumentando la oferta de productos y servicios de mejor calidad a menor costo y precio. La acumulación de factores, las instituciones, el comercio, la competitividad, la tecnología y la eficiencia son determinantes inmediatos del nivel de ingreso per cápita y del crecimiento económico de Baja California y del país.

En los próximos años se requieren tomar acciones que permitan promover el desarrollo económico y tecnológico de Baja California, modernizar las relaciones laborales en un marco de seguridad social, y promover la inversión en capital humano y social. De igual manera, se debe incrementar la transparencia y eficiencia de los programas públicos de gobierno; incrementar la articulación de la planta productiva; incrementar el financiamiento del desarrollo industrial; incrementar las obras de infraestructura, y elevar la generación de empleos en todos los sectores, incluyendo a los empleos manufactureros y a las Mipymes. Entre las metas principales se tiene el combatir la corrupción e ineficiencia en todas las actividades y sectores económicos de Baja California.

Se debe mantener la estabilidad macroeconómica en Baja California y en México, lo cual es condición indispensable más no suficiente para el crecimiento económico acelerado en el 2016.

De igual manera, se requiere tener las finanzas públicas sanas y la garantía de autonomía de la política de precios y monetaria responsable.

En los próximos aqos se debe impulsar el sector energético en Baja California y México, así como la producción de las energías limpias y renovables, con mayores inversiones en el sector.

En las universidades y centros de investigación se debe invertir más en capital humano para aumentar la productividad y la innovación, para poder ofrecer productos con alto valor agregado en el sector manufacturero, en una economía basada en la información y el conocimiento.

Baja California debe aumentar el nivel de crédito para financiar áreas estratégicas del desarrollo, aumentar la inversión en infraestructura para ampliarla y mantener la existente, reducir la economía informal y diseñar una nueva estrategia de comercio exterior que incluya la aprobación de una Zona Económica Especial (ZEE) en la región norte del país.

Las economías de los seis estados mexicanos fronterizos con Estados Unidos son pilares de la economía del país y el desempleo y la desaceleración en esta región se refleja en el resto de la nación. Los efectos de la desaceleración en la frontera mexicana tienen un impacto al lado estadounidense, ya en el estado de Baja California son estrechos en términos económicos y claramente fuertes en los aspectos social y cultural. El análisis económico nos indica que la economía regional y nacional sigue supeditada en gran medida al comportamiento de algunas variables externas, concretamente a lo que ocurre al interior de la economía estadounidense.

Finalmente, los determinantes del crecimiento económico, que actúan a través de la acumulación de factores, del respeto a las instituciones, del comercio internacional, de la competitividad, del desarrollo tecnológico y de la eficiencia de la producción, son las fuerzas últimas que determinan el destino económico de Baja California y del país.