Conociendo el Régimen de Depósito Fiscal

4735

La Ley Aduanera, en su Artículo 119, define al régimen de depósito fiscal como “el almacenamiento de mercancías de procedencia extranjera o nacional en almacenes generales de depósito que puedan prestar este servicio en los términos de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito y, además, sean autorizados para ello por las autoridades aduaneras.”

Una de las particularidades del régimen de Depósito Fiscal, es que se efectúa una vez que han sido determinados los impuestos al comercio exterior, así como las cuotas compensatorias, sin que los impuestos sean pagados hasta que la mercancía es importada definitivamente al territorio nacional o es exportada definitivamente a su destino en el extranjero.

Sin embargo, a pesar de estar contemplado en la legislación aduanera, muy pocos importadores y exportadores conocen sus ventajas. Por lo anterior, nos hemos dado a la tarea de recopilar algunas de ellas:

¿Cuáles son las ventajas del Régimen de Depósito Fiscal?

Las ventajas que este régimen aduanero proporciona al importador o exportador son:

  • Que la mercancía puede ser importada o exportada de forma parcial o total, haciendo con esto, que el pago de impuestos al comercio exterior y el Derecho de Trámite Aduanero, sean pagados hasta el retiro de la mercancía del almacén.
  • Que la mercancía puede ser sometida a procesos de etiquetado, marbeteo, empaquetado, examen, toma de muestras, entre otros, dentro del mismo Almacén, siempre que no se altere o modifique su naturaleza o las bases para el cálculo de impuestos al comercio exterior.
  • Que el importador o exportador pueden desistir de este régimen, en caso de que así lo decidan, retornando las mercancías a su lugar de procedencia o integrándolas al mercado nacional de nueva cuenta, sin que les ocasione costos por el pago de impuestos, pagando únicamente las tarifas de almacenamiento y manejo de mercancías determinadas por el almacén.
  • Que el importador o exportador puede realizar importaciones temporales para efectos de maquila o transformación, así como participar con programas de exportación autorizados por la Secretaria de Comercio y Fomento Industrial.

¿Cómo elegir un Almacén General de Depósito?

De la misma forma que un importador o exportador debe poner especial cuidado en la elección de un Agente Aduanal o de cualquier proveedor que intervenga en su cadena logística, es de vital importancia vigilar que el Almacén General de Depósito que vaya a elegir, en caso de utilizar el régimen de Depósito Fiscal, cumpla con algunos requisitos que aseguren que sus mercancías estarán resguardadas de forma segura y confiable.

A continuación le presentamos dos aspectos que usted debería considerar para la elección de un Almacén General de Depósito:

  • Visitar las instalaciones del almacén, siempre que esté dentro de sus posibilidades: Esta parte es muy importante. El hecho de almacenar sus mercancías tiene implícito un riesgo, en cuanto a los daños que éstas pudieran sufrir en su manipulación o almacenamiento, por lo cual es trascendental que usted se asegure de que el almacén cuenta con las instalaciones adecuadas (espacio apropiado, condiciones físicas de la bodega, circuito cerrado de televisión, entre otras), así como los procesos de trabajo, maquinaria, equipo y personal humano que aseguren que su mercancía preservará su integridad.
  • Verificar que el almacén cumpla con los requisitos determinados por las autoridades aduaneras: El registro del Almacén ante el SIDEFI, así como la patente del Almacén, que expide el Servicio de Administración Tributaria, son algunos requisitos que, por ley, deben reunir las empresas que presten este servicio, por lo cual es muy importante que usted se asegure de que el proveedor que elegirá los reúna, para evitar contratiempos posteriores que pongan en riesgo su seguridad legal o su cadena de suministro.

Siendo el Puerto de Manzanillo, el más importante por su movimiento de carga, a nivel nacional, cuenta con excelentes proveedores de servicios logísticos, entre ellos, Almacenes Generales de Depósito.

Recuerde que la información oportuna y la asesoría son la clave de la seguridad y confiabilidad de todas sus operaciones de comercio exterior.