Crece Ensenada, como destino de inversión

La Copreen dijo que debe pensarse en la energía como una fuente de competitividad económica y de generación de riqueza a largo plazo, más allá del turismo, el vino o la agricultura

832

Ensenada fortalece su posición como destino de inversión ideal, como resultado de la designación de la Zona Económica Fronteriza, por el actual Gobierno federal.

Lo anterior, gracias a su ubicación, calidad de vida, costo de operación, disponibilidad de servicios profesionales y, ahora, beneficios fiscales, explicó el presidente de la Comisión de Promoción Económica de Ensenada (Copreen), Gustavo Morachis Vargas.

Si bien, uno de los principales objetivos de ese organismo es encontrar y atraer inversión, así como proyectos basados en la ciencia, que requieran “mente de obra”, en lugar de mano de obra, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, así como evitar la fuga de cerebros.

Al respecto, Morachis Vargas expuso que existen áreas de oportunidad inmediatas para el desarrollo de zonas y parques industriales apropiados para recibir los proyectos de inversión.

Una zona ideal, añadió, sería cerca del Centro Energético La Jovita, con disponibilidad de tierra, abastecimiento energético, conexión a servicios públicos y cercanía a la frontera, donde el proyecto de la ruta alterna incrementaría considerablemente la competitividad de la zona.

CIENCIA Y DESARROLLO

La línea de crecimiento, que propone la Copreen, se basa en el desarrollo de industria basada en la ciencia y en el desarrollo tecnológico. Las industrias en las que se ve un mayor potencial de crecimiento son la biotecnología y la tecnología marítima (tecnología azul), teniendo como respaldo que la ciudad de Ensenada cuenta con universidades de alta calidad académica, así como centros de investigación científica que le permiten crecer en diversas áreas de especialización.

La biotecnología complementa los avances tecnológicos en los principales sectores de las economías. Igual que la salud, la energía y la agricultura, ésta contribuye al desarrollo económico y aporta soluciones a los problemas con que se enfrentan, con frecuencia, las economías en desarrollo, como son la restricción de recursos, la menor productividad y las preocupaciones ambientales, es decir, brinda a las economías en desarrollo oportunidades para aumentar su competitividad, sostener su desarrollo y convertirse en centros globales.

El presidente del organismo mencionó las áreas para el desarrollo de la biotecnología en Ensenada, como los sectores agrícola, salud, medio ambiente, industrial, materiales, alimentos y farmacéutica.

EL EJEMPLO EN SAN DIEGO

Citó como ejemplo que sólo en San Diego, California, se espera que el área de investigación y servicios de laboratorio, para 2021, tenga un impacto económico anual de 33.6 mil millones de dólares en actividad económica y 183 mil empleos; para California, 360 mil empleos y 11.2 mil millones de dólares en ingresos laborales.

El salario promedio general es de 117 mil dólares, mientras que dentro de los subsectores más representativos para biorrenovables es de 42 mil 079; biofarmacéutica, 150 mil 853; dispositivos médicos y equipos de diagnóstico 101 mil 309; ciencias de la vida, 125 mil 317, e investigación y servicios de laboratorio, 117 mil 893.

La “economía azul” por otro lado, se integra por industrias tradicionales de transporte y logística, pesca y energéticas, ahora, acompañadas por industrias como acuacultura, tecnologías limpias (cleantech), farmacéutica, planificación de espacios marítimos y robótica.

El impulso de la “tecnología azul” en Ensenada es resultado de la vocación natural marítima del municipio, recordó y agregó que la Copreen ha impulsado y organizado la creación del primer clúster marítimo de México, donde Gobierno, Academia, Industria y sociedad civil participen en planes de desarrollo económico sustentables y sostenibles, en apego a la Política Nacional de Mares y Costas recién publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el pasado 30 de noviembre.

Gracias al estudio de la Industria Marítima de San Diego, realizado en 2012, se probó que la economía azul es más grande que las industrias de biotecnología, software y telecomunicaciones, en dicha ciudad.

Los datos proporcionados por el estudio de la Industria Marítima de San Diego 2012 indican que la economía azul provee 46 mil empleos directos y 14 mil millones de dólares en ingresos directos anuales.

La tecnología azul probó ser la industria más grande y con mayor crecimiento dentro de la economía azul local con 19 mil empleos directos y 6.2 mil millones en ingresos directos.

Los factores que hacen que San Diego tenga el potencial para ser un líder en la tecnología azul son su cercanía con el océano, fuerte presencia militar y de agencias marítimas federales, instituciones académicas y de investigación líderes, astilleros de clase mundial y diversas operaciones en la terminal de carga, todas ellas similares a Ensenada.

ENERGÍA A 30 AÑOS EN ENSENADA

Morachis abundó que, en lo local, se debe de pensar en la energía como una fuente de competitividad económica y de generación de riqueza a largo plazo, para el municipio de Ensenada, más allá del turismo, el vino o la agricultura.

Con la presencia de gas natural, la puesta en operación de la termoeléctrica y la construcción de una nueva central de almacenamiento de gasolina y diésel, Ensenada cuenta con la seguridad energética para hacer frente a la demanda de los próximos 30 años y el desarrollo de una zona industrial nueva al norte de Ensenada.

El sector energético seguirá creciendo en la región debido a las nuevas oportunidades que ofrece la Reforma Energética, sobre todo en materia de energías limpias.

California tiene una meta de generación de 100 por ciento de energías limpias para el 2050 y Baja California tiene un enorme potencial de energías limpias que no benefician al resto del país.

INDUSTRIA Y SU CADENA DE VALOR

Morachis explicó que otra área de oportunidad continúa siendo la industria tradicional, sobre todo en procesos de alto valor agregado, principalmente en la industria aeroespacial, automotriz y de energéticos.

Ensenada, adicionalmente, cuenta con una serie de oportunidades para las cadenas de suministro de la industria instalada.

Tras la visita de la Copreen a más de 40 maquiladoras tractoras y de 220 empresas locales de proveeduría industrial, se pudo concluir que existen áreas de oportunidad, como apoyo en certificaciones y capacitaciones para empresas locales, sobre todo, en servicio al cliente y control de inventarios.

Adicionalmente, conocemos que la mayoría de las manufactureras instaladas cuentan con planes de crecimiento en Ensenada y algunas de ellas buscan acercar sus proveedores internacionales a la ciudad.