Desarrollan mexicanos modelo para exportar

Productores agrícolas de diferentes entidades mexicanas exportarán frutos a España, Alemania e Italia a través de Super Fruits México.

473

Pequeños productores agrícolas de Jalisco, Sinaloa, Nayarit, Colima, Oaxaca y Estado de México exportarán aguacate, berries, mango y otros frutos a España, Alemania e Italia a partir de junio, a través de Super Fruits México, mencionó Roberto de Alba Macías, presidente de Alianza Agroalimentaria.

Tras cuatro años de trabajo, los productores conformaron una plataforma de comercio justo en la que todos los productores son socios de la empresa que comercializa y en la que eliminan cinco eslabones de la cadena.

“Y básicamente quedan dos personas encargadas de todo el proceso, desde la genética, la reproducción, la siembra, el acompañamiento técnico, la cosecha, el empaque, la logística y exportación”, dijo Alba Macías.
El proyecto Super Fruits México es una marca de certificación que aglutina a 500 pequeños productores de aguacate de Jalisco, Nayarit y Estado de México, que exportarán 17 mil 280 toneladas del fruto este 2019, mientras la proyección al 2020 es alcanzar 35 mil toneladas.

Estamos explorando una nueva tendencia en el contrato para fijar el costo del producto. Hoy día se pacta sobre el precio que está corriendo el día que llega el contenedor a Europa a su destino, esté al alza, a la baja o como esté corriendo.

“Lo que estamos proponiendo nosotros es ordenar el mercado desde un principio y plantear un precio fijo en el contrato”, dijo el directivo.

Mencionó que las empresas sudamericanas iniciaron el movimiento de los superalimentos en Europa y están revolucionando el mercado.

Por lo que realizaron una alianza estratégica con ellos porque tienen posibilidad de surtir aguacate, mango, arándano o piña, únicamente siete meses al año y en México existe esta oportunidad todos los meses del año.

Tras participar en Fruit Logistica, en Berlín, Alemania, Alianza Agroalimentaria concretó un acuerdo con 10 empresas de España, Italia, Francia, Perú, Chile y Sudáfrica para establecer un modelo de desarrollo de proveedores para la Unión Europea (UE), donde hay una mayor demanda de consumo y pago justo.