eCommerce ya supera a la manufactura y sector automotor

En abril pasado, MercadoLibre firmó dos contratos de arrendamiento con las desarrolladoras de naves industriales Fibra Prologis y O’Donnell para instalar dos centros de distribución y logística en un total de 130 mil metros cuadrados (m2).

781

En abril pasado, MercadoLibre firmó dos contratos de arrendamiento con las desarrolladoras de naves industriales Fibra Prologis y O’Donnell para instalar dos centros de distribución y logística en un total de 130 mil metros cuadrados (m2).

Esto forma parte de la estrategia del sitio de comercio electrónico para hacer frente a sus retos de distribución y optimización de tiempos de entrega.

“Entregamos 70 por ciento de los productos en menos de 48 horas. Con los (nuevos) centros de distribución el 85 por ciento de las entregas de paquetes serán en menor tiempo”, afirmó Luis Perera, director de Mercado Envíos en México, una división de MercadoLibre.

Mientras que al cierre de 2016 el sector de logística y distribución representaba 23 por ciento de la superficie de las naves industriales, al primer semestre de este año fue el 31 por ciento, de acuerdo con datos de la consultora inmobiliaria CBRE.

Con ello, la logística y distribución ya superó la participación del Área Bruta Rentable (ABR) de manufactura y automotriz, que ocuparon el 21 y 29 por ciento de los espacios de naves industriales, respectivamente.

Esto se debe a que las inversiones del sector manufacturero y automotriz fueron impactadas por la incertidumbre en las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), combinado con la creciente expansión del e-commerce.

Lyman Daniels, presidente de CBRE México, reconoció que la logística fue el motor de la demanda inmobiliaria de naves industriales desde el 16 de agosto de 2017, cuando comenzaron las renegociaciones del TLCAN.

El director general de Prologis México, Luis Gutiérrez, señaló en sus resultados del segundo trimestre que el sector inmobiliario logístico superó a la economía en general, impulsado por el rápido crecimiento del comercio electrónico en la Ciudad de México (CDMX).

Francisco Muñoz, vicepresidente primero de servicios industriales de CBRE, explicó que 70 por ciento de estos centros se ubica en el mercado de la CDMX —que tiene inventario superior a los 9 millones de m2— dado su nivel demográfico.

“El mercado de logística de Ciudad de México es el más grande en Latinoamérica. El 80 por ciento de las naves están en Cuautitlán, Tultitlán y Tepotzotlán”, explicó Muñoz.

La Asociación Mexicana de Ventas Online prevé que el e-commerce crezca a un ritmo promedio de 35 por ciento en un periodo de 5 años, lo que eventualmente impulsará al sector de logístico, con sus centros de distribución.

“Hace 10 años el tamaño de un centro de distribución era de 10 mil metros, hace cinco de unos 20 mil metros, hoy estamos hablando de 50 mil y hasta 100 mil metros”, refirió Muñoz.

Placeholder block

Fibra Uno y Fibra Prologis arrendan la mayor parte de su Área Bruta Rentable (ABR) al sector logístico. La segunda destina 85 por ciento de los 4.1 millones de m2 de su ABR industrial a la distribución, mientras que el 15 por ciento lo enfoca a la manufactura.

Gonzalo Robina, director general adjunto de Fibra Uno, el mayor fideicomiso de inversión en bienes raíces en México, señaló que predomina la logística en la mezcla porque da mayor versatilidad a los espacios y reduce la exposición.

“Los espacios para manufactura se tienen que adecuar para el inquilino, los de logística son más versátiles”, consideró el ejecutivo.

Se estima que alrededor del 50 por ciento del portafolio de Fibra Prologis está dirigido a la logística en las propiedades que tiene en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

El año pasado el crecimiento de las ventas en línea fue de 28.3 por ciento, en comparación con el 2016, al alcanzar un valor superior a los 17 mil millones de dólares en México.

Sin embargo, el e-commerce todavía tiene espacio para crecer, pues apenas representa el 2 por ciento del total del retail, según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Esta situación provocó que empresas como Amazon y MercadoLibre, líderes del comercio electrónico en México, inviertan en la renta de espacios para centros de distribución.

Asimismo, cadenas departamentales como Liverpool destinan espacios logísticos para sus ventas en línea, señaló Muñoz.

Mientras que al cierre del 2017 el e-commerce tenía una participación de 1.6 por ciento en el mercado inmobiliario industrial, al primer semestre de este año alcanzó el 12 por ciento.

“El comercio electrónico está acelerado la demanda inmobiliaria mucho más que cualquier otro segmento en el país”, indicó Muñoz.

Según datos de CBRE, en 2017 se celebraron 25 contratos de arrendamiento relacionados con el comercio electrónico, lo que llevó a una absorción superior a los 500 mil m2, mientras que en los primeros seis meses se cerró el contrato más grande del sector: el alquiler de una nave de 100 mil m2.