El comercio marítimo de México anticipa perspectivas positivas

Maersk encuentra que el T-MEC y los otros TLC del país agilizarán el comercio en 2019.

309

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que en la segunda parte de 2018 el comercio marítimo de México se desaceleró, debido a la incertidumbre por la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y por las restricciones de China a la importación de materiales de reciclaje, las perspectivas para el intercambio de bienes a través del mar anticipan un comportamiento más favorable para el país hacia 2019.

Las exportaciones e importaciones de mercancías estarán impulsadas el próximo año por el desempeño de la industria manufacturera, especialmente en sus segmentos de electrónica, línea blanca y automotriz, comenta en entrevista Morgan Edwards, directora Comercial de México y Centroamérica de la naviera Maersk.

Lo anterior, como consecuencia de que ya se disiparon las inquietudes de los fabricantes e inversionistas sobre el TLCAN que, tras su renegociación, cambió de nombre a Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). En las perspectivas del próximo año también influirá la red de tratados comerciales de México con 43 países, lo que contribuirá a la diversificación de mercados y de productos que serán exportados o bien que serán importados, refiere Edwards.

Como se recordará, el Congreso mexicano ya aprobó la incorporación de México al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP o TPP11), que tentativamente entrará en vigor este 30 de diciembre.

2018 un año de altibajos

En un reporte sobre el desempeño del comercio marítimo, Maersk Line refiere que el intercambio de bienes desde y hacia México tuvo un comportamiento positivo en el primer semestre de 2018, derivado principalmente de la derrama económica que generó a nivel global la Copa del Mundo de la FIFA en Rusia.

Sin embargo, a partir de junio se observó una desaceleración debido a la incertidumbre por el TLCAN, pero también a la menor compra que hizo China de materiales de reciclaje por cambios regulatorios, lo que afectó los envíos de México de materiales como metales, plásticos, papel y cartón, informa Morgan Edwards.

Hacia fines de 2018, se advierte un ligero repunte del comercio marítimo nacional, gracias a la actividad económica generada por la temporada navideña y por las ventas del Buen Fin.

Las previsiones de Maersk apuntan a que el volumen del comercio de México a través del mar cerrarán 2018 con un crecimiento de 6%, lo que supone que las importaciones subirán 7% y que las exportaciones aumentarán 4%.

Entre sus planes para 2019 y ante las perspectivas favorables del comercio a nivel global, Maersk pondrá en operación el acuerdo alcanzado con Damco —con sede en Holanda— para integrar sus servicios de cadena de suministro marítimo, lo que también aplicará para los clientes de México. Este acuerdo tendrá efectos a partir del próximo mes de enero.

De esta forma, la naviera danesa agregará a su oferta de servicios 14 nuevos productos como control de órdenes de compra y control de aduanas terrestres, refiere Edwards.

La ejecutiva también comenta que gracias a este nuevo negocio, Maersk estará en condiciones de ofrecer un tratamiento más integral a sus clientes.