El Corredor Vial del Norte en Durango, mejora la conectividad para el impulso de la economía

El corredor consta de dos boulevares, el de Felipe Pescador y Armando del Castillo y Franco, que conectan con la salida a la carretera Durango-Mazatlán, el distribuidor vial La Salle y el puente Arroyo Seco.

605

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de agosto (AlmomentoMX).- El trazo de la ampliación y construcción del Corredor Vial del Norte, en el estado de Durango, obra que llevó a cabo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y que en conjunto suma casi 14 kilómetros de longitud con concreto hidráulico, forma parte de la carretera federal México 40 que va de Durango a Mazatlán y se une con la Mazatlán-Matamoros, lo que permite más conectividad en el país para el impulso de la economía nacional.

Dicho Corredor se conecta así a la Costa del Pacífico con la frontera norte del país y con el Golfo de México.

Los trabajos de esta infraestructura carretera demandaron una inversión de mil 600 millones de pesos, con lo cual se logra reducir a la mitad el tiempo de traslado, agiliza el tráfico vehicular y con ello se impulsa la competitividad logística.

El corredor consta de dos boulevares, el de Felipe Pescador y Armando del Castillo y Franco, que conectan con la salida a la carretera Durango-Mazatlán, el distribuidor vial La Salle y el puente Arroyo Seco.

La longitud de la vía, casi 14 kilómetros, consta de tres carriles por sentido, camellón central, banqueta lateral, áreas verdes y obras complementarias, útiles para el traslado de personas, bienes y productos.

La cimentación de sus estructuras permite dar mayor fluidez y agilidad al tránsito de largo itinerario, así como al tránsito local; la ampliación de 2 a 3 carriles por sentido ofrece comodidad y seguridad a los usuarios, en el que destacan la superficie de rodamiento y una adecuada planificación geométrica.

El Corredor Vial del Norte tiene también especial significación para el estado de Durango, debido a que mejora sustancialmente la conectividad con sus principales vías urbanas, contribuyendo así a reducir de manera importante los tiempos de traslado de los cerca de 44 mil vehículos que circulan diariamente.