Es Un Buen Momento Para Voltear Hacia Alemania Y China

En su afán por recobrar los empleos perdidos, los Estados Unidos de América decidieron dejar de ser el líder del comercio global. Por un lado, el país vecino se salió del acuerdo conocido como Asociación Transpacífico (TPP) y, posteriormente, inició una guerra comercial con China, que en opinión de algunos expertos es tan grave, que hará que se desacelere el crecimiento de la economía mundial.

719

Por otro lado, el presidente Trump forzó a una renegociación del TLCAN que derivó en el nuevo T-MEC, en el cual, gracias al excelente trabajo del comité negociador encabezado por miembros de la iniciativa privada y del gobierno anterior, México salió bastante bien librado. En el continente Europeo, el Reino Unido hizo lo propio y en un referéndum aprobó su salida de la Unión Europea.

Pareciera ser que hoy en día, las potencias mundiales ya no perciben un beneficio en la globalización y están retomando el camino del proteccionismo. La pregunta es: ¿En este nuevo entorno económico quién encabezará el comercio mundial? En mi opinión, los nuevos líderes serán Alemania y China (no es de sorprender el acercamiento repentino entre Japón y China, acérrimos enemigos comerciales). En otro tema, la renegociación del TLCAN hizo conciencia en la debilidad que tenemos como país exportador, ya que no es sano que más del 80% de las exportaciones se realicen a los Estados Unidos.

Nos olvidamos de la historia, pero esto lo entendía muy bien Porfirio Díaz. Por lo tanto es necesario que las empresas exportadoras mexicanas persigan tres objetivos:

1) Incursionar en otros destinos comerciales sacando el máximo provecho de los 12 tratados de libre comercio (TLC) que hasta el momento se tienen negociados.

2) Coinvertir o fomentar la inversión de empresas alemanas y chinas para producir bienes de mayor valor agregado.

3) Aprovechar la estratégica situación geográfica de México para ser el líder exportador en América Latina.

¡La planta automotriz de BMW se abrirá en México en 2019!

Fue la respuesta contundente de los ejecutivos alemanes ante las amenazas arancelarias del presidente Trump. Es un gusto enorme ir a San Luis Potosí y ver a tantos alemanes en los hoteles. ¿Por qué BMW decidió quedarse en México y realizar una inversión tan grande? Porque los alemanes le apuestan a exportar a muchos otros países desde México, aprovechando los diferentes TLC. ¿Por qué muchos empresarios mexicanos no lo ven de esta forma? Me parece que es un buen momento para que voltees hacia Alemania y China.