Faltan productos no esenciales por el freno a la importación

500
El Ministerio de Industria de la Nación puso en práctica hace unos días la resolución que pone trabas a la importacion de más de 200 productos. Dicha resolución es producto de la iniciativa del Gobierno con el fin de estimular la producción y consumo internos.
Autos de lujo, motos de alta cilindrada, notebooks y los últimos modelos de cámaras de foto y video serían los principales productos afectados.
En algunos mercados de la provincia, por caso Paraná, las restricciones ya se sienten. Hay problemas para conseguir repuestos de motos, toda la línea de Barbie, entre ellas las últimas muñecas, y computadoras de última gama, según los comercios dedicados al rubro. Pero la lista de productos afectados alcanza a muchos más. Entre ellos también los alimentos importados, insumos textiles y bicicletas, consigna Uno.
Además a las restricciones del Gobierno se sumará ahora otro problema: el faltante de repuestos o de partes fundamentales para el armado de estos productos que provienen de Japón. La catástrofe impedirá la llegada de estos artículos, por lo que habrá aún más demoras.
El gobierno argentino dispuso hace una semana restricciones a la puerta de la aduana para los productos importados, al poner límites a un universo de productos que alcanzó incluso a las famosas muñecas Barbie, un emblemático juguete de cuño estadounidense En las jugueterías que tradicionalmente comercializan estos productos la respuesta fue la misma: por problemas en la Aduana no estaba ingresando ningún producto de la marca. “Lo único que tenemos son las Barbies tradicionales o clásicas que cuestan 60 pesos, las otras no llegan”, dijo la empleada de una juguetería céntrica.
Ocurre que la AFIP, en una firme decisión, le suspendió a Mattel su licencia para importar productos. Además de la muñeca más famosa del mundo, Mattel también trae a otros personajes como Barney, los Backyardigans o Max Steel, los autitos Hot Wheels y toda la línea Fisher Price “No nos quedó ni un solo hot wheels”, dijo la vendedora. El autito famoso costaba entre 14 y 15 pesos.
La AFIP fundamenta que Mattel importa mercadería por 7,5 millones de dólares anuales y que cometió distintas infracciones aduaneras.
Las restricciones también alcanzaron a las computadoras. Durante el año pasado, en la Argentina se vendieron 1,6 millón de notebooks (computadoras portátiles), 300.000 unidades más que las PC de escritorio. Ese fenómeno es propio de los mercados que alcanzan cierta madurez tecnológica. Sin embargo, esa evolución va camino a frenarse por la imposición de las licencias no automáticas que decidió el Gobierno: las principales marcas le están avisando a los canales de venta –supermercados, cadenas de electrodomésticos, locales de informática– que sus productos demorarán entre tres y cuatro meses para llegar al país, en contraste con los 30 días que tardaban antes. Esto sucede justo cuando arranca la temporada fuerte de las computadoras, por el regreso de los chicos al colegio. Según contaron los vendedores, los problemas alcanzaran a las marcas internacionales como HP, Samsung, Toshiba, Lenovo, Dell y Acer.
Sergio Bearzi contó que por ahora tienen stock, pero suponen que habrá problemas a fin de mes. “Creo que los mayoristas retienen la mercadería y se viene una aumento del 20%. Hoy tenemos. Suponemos que hasta fin de mes habrá stock, después no sabemos”. Hoy los precios entre una máquina nacional y una importada son similares. Rondan los 1.800 pesos, pero estiman que las importadas llegarán con un 20% de aumento”, comentó.
En otros locales contaron que, por ejemplo, hay algunos colores de notebooks que no están ingresando. Otros prefirieron adelantar stock antes que entre en vigencia la medida, no obstante aseguran que el faltante ocasionará una suba de precios.
A la larga lista de productos afectados también se agregan los repuestos para motos, sobre todo las de alta gama. Entre otros, se registran problemas hace tiempo con la entrega de s cubiertas para estos vehículos. Asi contó Marcelo, dedicado a la venta de repuestos de motos de calle Echagüe. Cada cubierta ronda hoy los 200 dólares.