Ferrocarriles mueven cantidad histórica de gasolina en México

Este transporte podría convertirse en otra de las soluciones para movilizar combustibles en México; sin embargo, la obstrucción de las vías férreas por parte de la CNTE en Michoacán, amenazan con agravar el desabasto de energéticos en el país.

736

Paradójicamente, en momentos en los que los ferrocarriles podrían convertirse en otra de las soluciones para movilizar combustibles en México –en línea con la tendencia al alza en el transporte de hidrocarburos que este sector ha mostrado–, los bloqueos a vías férreas realizados por la CNTE en Michoacán, amenazan con agravar el desabasto de energéticos en el país.

Lourdes Aranda, directora de Relaciones Institucionales de Ferromex, advirtió en entrevista con Víctor Piz en El Financiero Bloomberg, que la obstrucción de las vías férreas –que el pasado viernes cumplió 11 días–, frena la importación de carburantes de otros países, principalmente de Estados Unidos.

Los ferrocarriles se convirtieron en una vía relevante y con crecimientos acelerados para traer combustibles al país, por lo que ya representan el segundo transporte terrestre más económico, después de los ductos.

Tan solo el año pasado, en México se movieron por tren 60.2 millones de barriles de gasolina, lo que significó un aumento de 25 por ciento respecto al 2017 y el volumen más alto en la historia del país, de acuerdo con información de la CRE.

La Comisión detalló que 8.7 por ciento del combustible que se movió en 2018 fue por carrotanque de ferrocarril, medio que es 1.7 veces más eficiente respecto a los autotanque, también conocidos como pipas.

“Cabe mencionar que para transportar 6.6 millones de litros de gasolina se requieren 100 carro–tanques de ferrocarril, mientras que en autotanques (pipas) se necesitan 166 unidades”, respondió la CRE en un correo a El Financiero.

Actualmente solo 6 empresas tienen permisos para mover combustibles en México: Kansas City Southern, Ferromex, Ferrosur, Línea Coahuila Durango, Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec y Baja California Railroad, que en conjunto invirtieron cerca de mil 500 millones de dólares para entrar al negocio.

Aranda dijo que desde la Reforma Energética, los trenes ganaron relevancia en el transporte de combustibles para privados ante la necesidad de traerlos también de otros países.

Además, existe interés de construir terminales de almacenamiento cerca de ferrocarriles existentes. Actualmente México tiene 6 terminales en operación y 16 en desarrollo que pueden recibir hidrocarburos por los carro-tanques de los ferrocarriles.

Los negocios relacionados con la Reforma Energética en Méxicocontribuyeron con casi 100 millones de dólares en ingresos (en 2018) para Kansas City Southern y también a un mayor volumen de productos transportados”, dijo Patrick Ottensmeyer, CEO de la firma estadounidense.

Este año, reveló, la empresa invertirá entre 640 y 660 millones de dólares, de los cuales el 45 por ciento será dedicado al crecimiento de negocios clave, como el movimiento de gasolina por vías férreas.

Luis Farías, CEO de Avant Energy, dijo que este año operará en Querétaro una terminal de almacenamiento para descargar directo de carro-tanque a pipas y de pipas a las gasolineras. “Será en dos etapas, el primero será para que comience a operar el sistema en Querétaro, moviendo trenes de las refinerías de Texas a Querétaro, y así descargar directo a pipas. Es algo que forma parte de un plan de inversión de 90 millones de dólares”, destacó.

La CRE reconoció que las posibles oportunidades de negocio para empresas están en el Pacífico y la Península de Yucatán, donde pueden desarrollar la coexistencia de líneas férreas y terminales de almacenamiento.

Placeholder block