Fuerte avance del comercio exterior en Latam

China vol­verá a in­cre­mentar su peso como socio en los in­ter­cam­bios del área

348

Mediocre cre­ci­miento y cap­ta­ción de in­ver­sión ex­te­rior en Latam para 2018 pero en co­mercio las cosas no pintan tan mal, que ano­tará un au­mento en valor de sus ex­por­ta­ciones de bienes del 9,7%, en­ca­de­nando dos años de re­cu­pe­ra­ción tras el fuerte des­censo su­frido entre 2012 y 2016. Así lo dice la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en sus úl­timas pro­yec­cio­nes, en las que ad­vierte, no obs­tante, que las ac­tuales ten­siones co­mer­ciales glo­bales exigen mayor in­te­gra­ción en el área.

El avance en valor de las exportaciones latinoamericanas provendrá de un aumento del 7,6% en precios y de un incremento del 2,1% en volumen, señala el organismo en su informe anual ‘Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe 2018’, en el que se señala que el volumen exportador de la región crecerá menos de la mitad que el de los envíos del conjunto de las economías en desarrollo que, según la Organización Mundial de Comercio (OMC) se expandirá el 4,6% este año. Las importaciones de Latam también crecerán este año y también por segundo ejercicio, con un avance del 9,5% en valor que se desglosa en un alza del 4,9% en volumen y del 4,6% en precios.

En Sudamérica, se espera un avance en valor de las exportaciones del 10,2%, impulsado íntegramente por el alza de precios en los productos básicos (11%), especialmente petróleo, minerales y metales, ya que en volumen descenderán el 0,8%, al igual que en el Caribe, cuyo aumento (12,1%) vendrá dado por los más altos precios de crudo y gas exportados por Trinidad y Tobago. México verá crecer sus exportaciones el 9,5% en valor, en una progresión impulsada por los precios de las materias primas, mientras en Centroamérica, el crecimiento (3,6%) se deberá al aumento del volumen exportado, ya que los precios bajarán el 0,8%.

En cuanto a los grandes socios comerciales de Latam, el mayor crecimiento del valor exportador en 2018 corresponderá a las ventas a China (28%), compuestas casi íntegramente de ‘commodities’ y manufacturas basadas en recursos naturales, situación que refuerza la especialización exportadora de productos primarios del área, notablemente en Sudamérica. Por contra, las exportaciones a la propia región y a EEUU, que se caracterizan por un mayor contenido de manufacturas, crecerán a tasas más bajas (12% y 7,1%). En el lado importador, las procedentes de China son las que presentarán también mayor dinamismo y se compondrán casi en su totalidad de manufacturas. China es ya el segundo origen de las importaciones de Latam tras EEUU.

El documento muestra el creciente aumento del rol chino como socio de Latam, principalmente en detrimento de la UE. El aumento previsto de las exportaciones a China (28%) contrasta con el alza del 8,7% hacia la UE y del 7,1% hacia EEUU. Y las importaciones desde China avanzarán el 13%, frente al 8,7% de EEUU y el 3,6% de la UE. La participación en el comercio total de bienes en 2017 fue del 44,2% para EEUU, del 10,4% para la UE y del 10,3% para China en lo relativo a las exportaciones ‘latinas’ y del 32,6% para EEUU, del 17,6% para China y del 13,8% para la Unión en el ámbito de las importaciones.

El documento deja claro que el desempeño exportador de Latam en 2018 mostrará una clara continuidad de patrones históricos. El alza del valor exportado será debido principalmente a la recuperación de los precios de productos básicos y al dinamismo de la demanda en EEUU. El gran peso de las materias primas en la canasta exportadora deja al área vulnerable a las fluctuaciones de sus precios.

Necesaria más integración regional Para Cepal las actuales tensiones comerciales EEUU-China, que tienen como telón de fondo la disputa por el liderazgo económico y tecnológico mundial podrían tener a corto plazo un impacto positivo en las exportaciones regionales, pero una mayor escalada proteccionista acarrearía serios riesgos para la economía mundial y para Latam. Por ello “la integración regional resulta indispensable para avanzar en la diversificación de las exportaciones y en la transición a una cesta exportadora más intensiva en conocimiento, considerando el alto contenido industrial del comercio intrarregional y su importancia para las pymes exportadoras”. La urgencia de elevar los esfuerzos dirigidos a avanzar hacia un mercado regional integrado es incluso mayor dado el contexto de ralentización del crecimiento, salida neta de capitales y creciente proteccionismo al que se enfrenta la región, que probablemente se agudice en 2019.

El texto también analiza el potencial del comercio electrónico transfronterizo en Latam para dinamizar y diversificar las exportaciones regionales. El área ha aumentado rápidamente su consumo de productos importados mediante plataformas electrónicas extranjeras, pero no crece en igual medida la exportación de productos por este medio. La participación de Latam en el comercio electrónico transfronterizo mundial aumentaría de 2,6% en 2014 a un 5,3% en 2020, según el informe, que indica que para promover el comercio electrónico en la región, se debe impulsar el mercado digital regional; la digitalización y simplificación de la financiación para el comercio; modernizar aduanas y reducir costos en los pagos transfronterizos ‘on line’.