HUTCHISON PORTS TILH RUMBO A LA CONSOLIDACIÓN

Con ubicación geográfica estratégica en Tula, Hidalgo, servicio intermodal marítimo desde y hacia el Golfo y Pacífico en los puertos de Veracruz con Ferrosur, Lázaro Cárdenas con Kansas City Southern de México, y Manzanillo con Ferromex, la terminal Hutchison Ports TILH se coloca como uno de los recintos más importantes en el Valle de México.

321

“La TILH está posicionada en el segundo lugar como terminal intermodal de la zona por los volúmenes que ha desarrollado en los últimos años después de Pantaco”, indica Francisco Orozco, Gerente General de Hutchison Ports TILH, quien inicia una nueva etapa al frente del recinto buscando darle mayor empoderamiento comercial; además de ser el Director Comercial de Hutchison Ports México.

La proyección de la terminal para este año es operar cerca de 100 mil TEU (contenedores de 20 pies), lo que significaría un aumento de 17% respecto de 2018.

“Son metas realistas porque tenemos planes de desarrollo con nuestros más de 60 clientes que manejan volúmenes importantes, además de ir por nuevos clientes, considerando que el año pasado cerramos más de 20 nuevos”, estima el directivo, ya que añade que en los últimos tres años el recinto ha tenido aumentos exponenciales por la necesidad del sector logístico de tener acceso a terminales intermodales en el Valle de México.

Lo anterior considerando que recibe diversos productos entre los que destacan papel, vinos, materias primas, leche, botellas vacías, entre otros; y que el recinto tiene capacidad para 220 mil TEU en su etapa actual y con posibilidad de extenderla a un millón de TEU en una segunda etapa.

En viaje a la meta

La forma en la que Hutchison Ports TILH busca alcanzar los 100 mil TEU es desarrollando servicios acordes a las necesidades del mercado, tomando en cuenta que el estado de Hidalgo tuvo un crecimiento económico de 3.1% en el tercer trimestre de 2018, de acuerdo con el Inegi.

Por lo anterior, la TILH está enfocada a las industrias aledañas para evitar tráficos de la Ciudad de México que terminan en aumento de tiempos de tránsito y mayores costos, además de evitar el congestionamiento de otras terminales. “Tenemos la oportunidad de desarrollar mucho negocio, no solo intermodal marítimo, sino más vertientes”, sostiene Orozco.