Industria minera deja métodos tradicionales y opta por tecnología

La industria minera en México y América Latina está pasando por una transformación, dejando atrás métodos tradicionales para innovar y aprovechar tecnologías como análisis de datos y, en un futuro,

413

Para Manuel Lecona, director de Mercados Verticales para América Latina de Thermo Fisher Scientific México, este cambio se debe a que los jugadores están buscando una mayor productividad usando una menor cantidad de insumos.

A lo que se añade una mayor consciencia del impacto que se tiene en el medio ambiente y en las comunidades alrededor de las zonas de extracción. “La industria de la minería está en una etapa de transición hacia la innovación con un enfoque de Industria 4.0”, confió al platicar con Excélsior.

Esto se refleja en las cifras de la consultora Allied Market Research, la cual espera que el segmento de minería inteligente alcance un valor de mercado de 15 mil 837 millones de dólares para 2022 en el mundo.

Dicho segmento se refiere al uso de información, autonomía y tecnología que facilite una alta productividad, más seguridad y bajos costos operativos. Incluye el uso del internet de las cosas industrial, análisis de datos, software de administración, conectividad, manejo remoto y sensores, entre otros.

SOLUCIONES DE HOY

Thermo Fisher Scientific México acaba de crear una plataforma digital interactiva, llamada Mining Toolkit, que simula el flujo de producción de una planta minera desde la etapa de exploración hasta producción final.

Los interesados pueden acceder desde cualquier computadora gratuitamente, y el objetivo es mostrar las soluciones de Thermo Fisher Scientific a los posibles clientes y cómo pueden aplicarlas. También están promoviendo en México un software de gestión de laboratorio.

“Uno de los principales beneficios de nuestras tecnologías es que pueden encontrar yacimientos con posibilidad de exploración y hacer más eficiente la gestión de toma de muestras”, resaltó Lecona.

Destaca que las mineras no sólo están confiando en el software, otras están apoyándose de dispositivos como drones.

Emesent, una startup australiana, desarrolló una solución llamada Hovermap para que los drones naveguen de forma autónoma en espacios pequeños y obscuros, aun cuando no haya red GPS disponible.

*Fuente: https://www.dineroenimagen.com/