Integración seguirá con o sin el TLCAN

El país seguirá ligado a las cadenas de valor en tanto desarrolle su logística e impulse el avance tecnológico, opina el experto en regionalización.

15989

La integración de México a las cadenas de valor de Norteamérica continuará con o sin el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), siempre y cuando el país se enfoque en el robustecimiento de su plataforma logística e impulse el avance tecnológico, afirmó Nobuaki Hamaguchi, experto en regionalización económica de la Universidad de Kobe, en Japón.

“La globalización económica no sólo consiste en acuerdos comerciales, también está basada en progreso tecnológico, transportes, infraestructura y comunicaciones”, dijo a El Economista en una reciente visita a México.

Ejemplificó con el caso de Asia del Este, en donde “no tenemos ningún acuerdo comercial de gran escala, pero a pesar de eso las cadenas de valor se han expandido mucho”.

Con una vida de poco más de 20 años, en estos días el TLCAN transita por un difícil proceso de renegociación, lo cual ha puesto en riesgo su continuidad ante la dura posición del actual gobierno de Estados Unidos, que alega que sus socios, México y Canadá, gozan de ventajas “injustas” con el tratado.

“Es cierto que el TLCAN es una condición muy importante para las cadenas de valor en el mercado norteamericano, pero no es el determinante completo. México tiene ventajas competitivas muy fuertes en términos de costos de producción. Creo que este proceso (de integración comercial) no se detendrá”, afirmó el economista.

TPP, LA ESPERANZA

El investigador japonés expuso que a partir de las amenazas que penden contra el libre comercio a partir de posturas como la de Donald Trump, es fundamental mantener vivo el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés), algo en lo que Japón está trabajando “muy duro”. “Creo que el TPP debería mantener su alto grado de liberalización tanto como se pueda y no cambiarse drásticamente. (…) Podríamos ser optimistas y pensar en que Estados Unidos regresará después de que amaine la tormenta”, dijo sobre la iniciativa de relanzar el acuerdo con los 11 integrantes que quedaron luego de la salida de Estados Unidos al inicio del gobierno de Trump.

Expresó que para Japón es mucho más importante mantener el TPP que la negociación de la RCEP (Regional Comprehensive Economic Partnership), el bloque comercial asiático compuesto por 16 países en el que también participa Japón y en el que China tiene un papel preponderante, ya que el TPP ofrece estándares de liberalización económica de “mejor calidad”.

“En la RCEP, China quiere un bajo nivel de liberalización, porque tiende a proteger industrias y a sus empresas estatales, lo cual no es compatible con el capitalismo competitivo”, enfatizó.