Inversiones alemanas eligen Guanajuato y San Luis Potosí

La indefinición política que atraviesa la entidad genera incertidumbre económica que lleva a empresas a valorar otras opciones.

1049

Aunque Puebla es uno de los principales fabricantes de automóviles en México, la empresa alemana Bosch, de tecnología automotriz e industrial, eligió a Celaya, Guanajuato, para hacer una inversión por más de 100 millones de euros, este año, para una nueva planta. En tanto, BMW instala una planta en San Luis Potosí, la cual creará mil 500 empleos. 

Medios alemanes como la revista económica WirtschaftsWoche, han dado cuenta de que el proveedor Bosch no ha perdido la confianza en el país mexicano, y este año seguirá dejando inversiones.

Desde el 2018 se anunció que esta empresa instalará una planta de componentes eléctricos en Celaya, que se sumará a 12 que ya tiene en el lugar. No se optó por estados como Puebla, que tienen nuevos parques industriales y estímulos fiscales para los inversores extranjeros.

Dentro de los datos que resalta la nueva inversión de Bosch, es que generará mil 200 empleos en la ciudad de Celaya y ofrecerá componentes electrónicos tanto para la industria automotriz en México y en el resto de América.

BMW TAMPOCO INVIRTIÓ EN PUEBLA

Otro proyecto que está en marcha en el país –pero no en Puebla- es una inversión de la BMW, firma que construye una nueva fábrica en el estado de San Luis Potosí, y que tendrá área de carrocería, pintura y montaje. Medios locales y alemanes –como el diario económico Handelsblatt- destacan la inversión por mil millones de dólares y la creación de mil 500 empleos; esto para el año vigente.

Esta planta de BMW, que tampoco eligió Puebla como destino, operará en julio de 2019 en San Luis Potosí, y será para elaboración del BMW Serie 3 Sedán con motor de combustión interna.

Se harán 175 mil unidades al año y a finales de diciembre, la firma alemana de autos de lujo ya reportaba un avance del 99 por ciento de la instalación de la planta.

Aunque Puebla es uno de los principales fabricantes de automóviles en México, la empresa alemana Bosch, de tecnología automotriz e industrial, eligió a Celaya, Guanajuato, para hacer una inversión por más de 100 millones de euros, este año, para una nueva planta. En tanto, BMW instala una planta en San Luis Potosí, la cual creará mil 500 empleos. 

Medios alemanes como la revista económica WirtschaftsWoche, han dado cuenta de que el proveedor Bosch no ha perdido la confianza en el país mexicano, y este año seguirá dejando inversiones.

Desde el 2018 se anunció que esta empresa instalará una planta de componentes eléctricos en Celaya, que se sumará a 12 que ya tiene en el lugar. No se optó por estados como Puebla, que tienen nuevos parques industriales y estímulos fiscales para los inversores extranjeros.

Dentro de los datos que resalta la nueva inversión de Bosch, es que generará mil 200 empleos en la ciudad de Celaya y ofrecerá componentes electrónicos tanto para la industria automotriz en México y en el resto de América.

Se destaca que la firma de origen alemán tenía ciertas dudas por la relación entre México, Canadá y Estados Unidos, ya que, al momento del anuncio, todavía estaba pendiente la negociación del nuevo acuerdo comercial (T-MEC o USCMA), aunque finalmente sí hubo pacto trilateral.

En este tema de las inversiones de Bosch, hay que recordar que, durante diciembre, abrió una instalación en Guadalajara, Jalisco. Se trató del complejo Bosch Sania, que tiene oficinas y una planta de manufactura.

La página www.bosch.com.mx señala que en México, la compañía tiene instalaciones en Hermosillo, Sonora; Ciudad Juárez, Chihuahua; Mexicali, Baja California; Guadalajara, Jalisco; Querétaro, Querétaro, y Toluca, Estado de México.

EN PUEBLA HA PRIVADO INDEFINICIÓN POLÍTICA

Desde mediados de 2018, empresarios locales tanto del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) como del Consejo de Organismos Empresariales (COE) han resaltado que hay inestabilidad en Puebla por el clima político, sin dejar de mencionar la creciente inseguridad.

Y es que luego de una violenta elección del 1 de julio de 2018, los resultados dados por la autoridad electoral local se impugnaron ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), por lo que se mantenía incertidumbre acerca del gobierno. Luego, los resultados favorecieron a la extinta Martha Erika Alonso, quien murió en un accidente en un vehículo aéreo.

La clase empresarial ha hablado de pérdidas de inversiones, aunque nunca ha especificado cuáles firmas tomaron esa decisión. No obstante, con base en un análisis hecho por este medio, hay al menos dos alemanas que, definitivamente, no estarán en Puebla en 2019.

En el tema de inseguridad, hay que decir que, además del creciente robo en carretera que ha denunciado la iniciativa privada, en 2018, la empresa Pepsi anunció el cierre de un centro de distribución de la zona huachicolera (caracterizada por el robo de combustible), mientras Bimbo reportó al Congreso Estatal robos en 4 regiones poblanas.

Apenas unos días antes de fenecer el 2018, fuentes cercanas a la empresa automotriz Audi confirmaron un atraco a personal de una de sus proveedoras. Esto, en la autopista México-Puebla, una de las de mayor tránsito en el país.