Invertir en México es un acto heroico ante exceso de regulación: CCE

La sobrerregulación le cuesta al país el equivalente del 3 por ciento del PIB cada año, indicó Carlos Salazar, presidente del organismo

491

La elevada carga regulatoria para las empresas y la enorme cantidad de trámites que hay que cubrir para concretar proyectos, provoca que invertir en México sea un “acto heroico”, dijo Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Somos un país enormemente regulado. En el México regulado de hoy la inversión, si le quisiera poner un adjetivo, diría que es heroica”, dijo el directivo en el marco del Foro Nacional de Consulta Pública para los Programas de Mejora Regulatoria 2019-2020.

Comentó que las empresas no solo se enfrentan con limitaciones de mercado o de competencia, sino también con problemas de tasas de interés, de contar con la infraestructura adecuada o de tener acceso a la energía suficiente: “Y así podemos ir sumando áreas donde para invertir casi tenemos que encontrar procesos de heroísmo”, mencionó.

Afirmó que la sobrerregulación le cuesta a México el equivalente del 3 por ciento del PIB cada año.

“Atrévanse a iniciar un nuevo proyecto de construcción en cualquier ciudad y verán la cantidad de meses y trámites, casi cargando una cruz para lograr el famoso permiso de construcción”, enfatizó.

César Hernández Ochoa, comisionado nacional de Mejora Regulatoria, afirmó que el primero de julio se propuso un plan con mil 690 acciones de simplificación de trámites, en donde se ha observado un ahorro de 20 millones de pesos después de las acciones de simplificación.

Afirmó que también se comprometieron otras medidas como la digitalización en la devolución de impuestos de importación y se eliminarían los requisitos de canje  de placas de autotransporte federal.

En otro orden de ideas, el presidente del CCE opinó que los casi 5 mil millones de pesos otorgados a los partidos políticos para el próximo año, tendrían que analizarse ya que en 2020 no habrá elecciones.

“No tenemos un proceso electoral el próximo año, vemos con buenos ojos siempre que se trate de mejorar la asignación de recursos y más en un año que no es electoral.  No creemos que se requiera mucho dinero”, mencionó.

Añadió que la inversión fija bruta cayo 6.9 por ciento en el primer semestre de este año, pero confió en que durante la segunda mitad de 2019 la inversión mejore como resultado de las mesas de diálogo que se han establecido entre empresarios y el gobierno para impulsar la inversión en energía y otros sectores.