La entrada de productos chinos a EU provoca el déficil comercial más alto de ese país en 5 años

Las exportaciones estadounidenses aumentaron levemente a las ventas de vehículos. Pero ello no pudo competir con un aumento de 2.3 por ciento en las importaciones debido a rubros como teléfonos móviles, petróleo y automóviles extranjeros

14160
Un barco de carga lleno de productos para el comercio se aproxima al puerto de Seattle el 29 de febrero del 2016. El 7 de marzo del 2017 se informó que el déficit comercial de EEUU alcanzó su mayor nivel en casi 5 años. (Genna Martin/seattlepi.com via AP)

El déficit comercial se dispara en enero a máximos desde 2012

El déficit comercial creció en enero pasado un 9,6 % y se situó en 48.500 millones de dólares, con lo que alcanzó su mayor nivel en casi cinco años, en medio de los llamados del Gobierno de Donald Trump a controlar este saldo negativo ya que afecta a la seguridad nacional.

La cifra subraya el desafío que tendrá el presidente Donald Trump para cumplir su promesa de reducir el déficit comercial estadounidense.

El déficit en enero aumentó en 9.6 por ciento a 48.500 millones de dólares comparado con 44 mil 300 millones en diciembre, informó el martes el Departamento del Comercio. Es el mayor desequilibrio desde los 50 mil 200 millones alcanzados en marzo del 2012.

De nuevo, las elevadas importaciones fueron la causa de este auge en el déficit comercial, aupadas por la fortaleza del dólar y la buena salud del gasto de los consumidores, que en EEUU representa dos tercios de la actividad económica, y sobrepasaron el ligero repunte de las exportaciones.

Las importaciones de automóviles y partes de automóviles en enero fueron las más altas desde que se tienen registro, mientras que las de petróleo fueron las más elevadas desde julio de 2013.

Las exportaciones estadounidenses aumentaron levemente, en 0.6 por ciento a 192 mil 100 millones de dólares, gracias a las ventas de vehículos. Pero ello no pudo competir con un aumento de 2.3 por ciento en las importaciones, para un total de 240 mili 600 millones, debido a rubros como teléfonos móviles, petróleo y automóviles extranjeros

Durante la campaña electoral, Trump prometió reducir el déficit comercial estadounidense, al que culpó por la pérdida de empleos. Ha amenazado con imponer aranceles sobre productos de China, México y otras naciones a las que acusa de prácticas comerciales indebidas. Pero muchos economistas temen que ese tipo de medidas provoquen una guerra comercial en que las demás naciones tomarían represalias al imponerle aranceles adicionales a los productos estadounidenses.

El asesor comercial de la Casa Blanca Peter Navarro, un crítico de las políticas comerciales de China, dijo el lunes en una conferencia de economistas que reducir el déficit comercial mejorará la seguridad nacional y el crecimiento económico.

Para enero, el déficit comercial estadounidense con China aumentó 12.8 por ciento a 31 mil 300 millones de dólares, su mayor nivel desde septiembre. Ello se debió principalmente a un aumento en las importaciones de teléfonos celulares, ropa, televisores, juguetes y juegos.

Los exportadores estadounidenses han sufrido dificultades en años recientes debido a la fortaleza del dólar, que hace sus productos más caros y por lo tanto menos competitivos en el exterior.

Los economistas creen que si el dólar se estabiliza este año, las exportaciones podrían recuperarse, lo que reflejaría un mayor crecimiento económico en los países que compran los productos estadounidenses.

«Las exportaciones y las importaciones parecen estar recuperándose. Desafortunadamente para la economía de EEUU, las importaciones reales (ajustadas por la evolución de precios) están creciendo mucho más rápido que las exportaciones reales en la actualidad», afirmó Jay Bryson, economista global del banco Wells Fargo.

Por países, el saldo negativo en el comercio de EEUU con China creció en enero hasta los 31.300 millones de dólares, la cifra mensual más alta desde septiembre pasado.

También aumentó en enero el déficit comercial con Canadá, que quedó en 3.600 millones de dólares, pero se redujo con México, hasta los 3.900 millones.

Tanto China como México son dos de los principales responsables de este saldo negativo, y han sido señalados específicamente por el presidente Donald Trump como prioridades de la agenda económica del nuevo gobierno estadounidense.

Este lunes, el director del Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca, Peter Navarro, advirtió de que el abultado déficit comercial de EEUU es un «riesgo para la seguridad nacional» y prometió luchar contra «la masiva migración de empresas al extranjero».

El déficit de EEUU en su comercio con otros países superó en 2016 los 502.000 millones de dólares, la mayor cifra desde 2012, impulsado por el saldo negativo con China de más de 300.000 millones de dólares.

«Reducir este déficit a través de duras e inteligentes negociaciones es un modo de aumentar las exportaciones netas e impulsar la tasa de crecimiento económico», indicó Navarro en la conferencia anual de la Asociación Nacional de Economistas de Negocios en Washington.

Trump retiró a EEUU del Tratado Transpacífico (TPP) negociado por su predecesor, Barack Obama, con otras 11 naciones de la cuenca del Pacífico tras la calificarlo de desastre, y ha prometido renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte firmado en 1994 con Canadá y México.

Los economistas, no obstante, advierten sobre el desafío de revertir el tradicional déficit comercial de EEUU, que no ha registrado un superávit desde mediados de la década de 1970, ya que conforma el primer mercado mundial.

El déficit comercial supone un freno al crecimiento económico de EEUU, cuyo último indicador del cuarto trimestre de 2016 mostró una tasa anualizada de expansión del 1,9 %.