México y Estados Unidos se complementan en empleos

Dada la integración de las cadenas de valor hay evidencia clara de que los trabajadores mexicanos y estadunidenses se complementan entre sí más que sustituirse

3698

Los mexicanos y estadunidenses se complementan entre sí y no se sustituyen en fuentes de empleo, como se logró concluir en el simposio The Mission Foods Texas-Mexico Center, que se realiza por primera vez en el país.

“La migración de trabajadores mexicanos a Texas no desplaza mano de obra, sino que genera empleos adicionales”, expuso Raymond Robertson, profesor investigador del centro.

“Utilizando datos del Inegi y del Sistema Estadístico Federal de Estados Unidos, el profesor investigador del centro, Raymond Robertson, concluyó que mientras en el periodo 1987-1994 los trabajadores mexicanos y estadunidenses competían por los mismos empleos, a partir del TLCAN esto cambió y actualmente ambos grupos se complementan y actúan como una unidad conjunta de producción. Estas conclusiones son válidas tanto para la industria en general como para sectores específicos”, detalló The Mission Foods Texas-Mexico Center en un comunicado.

Durante el Panel de Comercio e Inversión, en el que participaron Raymond Robertson, profesor de la Escuela de Gobierno Bush de la Universidad de Texas A&M, y Dean Stansel, catedrático del Centro O’Neil para Mercados Globales y Libertad de la Universidad Metodista del Sur de Texas (SMU), se destacó que “el comercio con México no impide el comercio intraestatal en Estados Unidos. Es más factible que los estados comercien entre sí, que con los estados mexicanos de la frontera, lo cual muestra que la relación económica  de la frontera apoya tanto al comercio nacional como al internacional”.

Además, dada la integración de las cadenas de valor hay evidencia clara de que los trabajadores mexicanos y estadunidenses se complementan entre sí más que sustituirse, por lo cual la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) necesita mantener la integración transfronteriza.

Según el documento, la presentación de los resultados se da en un momento histórico para la relación Texas–México, y el hecho de que una universidad de EU presente las conclusiones de sus trabajos por primera vez en el país es un parteaguas.