Mikhael Shamis regresa a México con inversión de 50 mdd

La cadena de clínicas para tratamiento con células madres está por anunciar una inversión en el mercado mexicano por más de 50 millones de dólares.

426

En medio de la presión que generó en la economía mexicana el recorte en la calificación de riesgo propinado por Fitch Ratings, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador está por recibir una buena noticia desde Suiza, pues la cadena de clínicas para tratamiento con células madres, Stem Cell Bank of Switzerland, está por anunciar una inversión en el mercado mexicano por más de 50 millones de dólares. Hablamos de un negocio propiedad del empresario Mikhael Shamis-Mezrahi, el mismo que en el año 2011 intentó financiar el rescate de Mexicana de Aviación.

Tras los obstáculos que le impusieron tanto el administrador responsable de la aerolínea, Gerardo Badín, y el Juez Felipe Consuelo Soto; la inversión para financiar el rescate fue abortada. Ocho años después de ese fallido intento, Shamis pone nuevamente el ojo en este país, ahora convertido en el Primer Ministro del Principado de San Bernardino y dirigente al mismo tiempo del poderoso World Youth Bank, del cual también es fundador.

La nueva sociedad con un inversionista asiático se centra en un negocio radicado en la neutral Suiza; lo que ha llevado ya a mercados como el de China, Israel, Canadá y los Emiratos Árabes Unidos.

La clínica ofrece servicios de tratamientos para enfermedades como la diabetes, la esclerosis múltiple, las encefalopatías, las enfermedades reumáticas, la enfermedad pulmonar obstructiva y el Alzheimer, entre otras. Stem Cell Bank of Switzerland se presenta incluso en el mercado europeo como el propietario de una terapia celular con más de 30 años de desarrollo; la cual, además de mostrar resultados para los padecimientos antes mencionados, ofrece programas de rejuvenecimiento.

Se espera que las clínicas de tratamiento celular se ubiquen, en el mediano plazo, en las principales ciudades del país; esto para competir en un mercado de recolección y uso de células madre que, según los números del propio Shamis, alcanza un valor de 30 mil millones de dólares a nivel mundial.