Necesita México 25% más pollo

El País necesita aumentar en 25% la producción de pollo para alcanzar 4 millones de toneladas en 2025 y lograr autosuficiencia alimentaria.

299

Para avanzar hacia la autosuficiencia alimentaria de pollo, el País tendría que incrementar en 25 por ciento la producción de esta carne para alcanzar las 4 millones 350 mil toneladas en 2025, además de reducir drásticamente las importaciones.

De acuerdo con estimaciones realizadas por el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (Cedrssa), si el objetivo es la autosuficiencia alimentaria hacia 2025, como está planteada en el Proyecto de Nación, la producción de esta proteína deberá incrementarse al menos en una cuarta parte.

Datos de la Unión Nacional de Avicultores (UNA) refieren que en 2018, la producción de carne de ave fue de 3 millones 470 mil toneladas.

Además, el Cedrssa señala que la reducción de las importaciones de carne de pollo debería darse para llegar a 200 mil toneladas, lo que significaría la mitad del volumen que actualmente es importado.

El crecimiento en la producción de carne de ave en México fue de 166.4 por ciento de 1994 a 2018, pero esto contrasta frente a un consumo nacional que registró un aumento del 179.5 por ciento en dicho periodo, lo que repercutió en las importaciones, expone el reporte «La importancia de la industria avícola en México».

En lo que respecta al huevo, México necesitará aumentar su producción de 3 millones de toneladas obtenidas en 2018, a 3 millones 700 mil toneladas para los próximos seis años, con el fin de atender la demanda del producto y conservar la autosuficiencia en el País.

La industria avícola es importante en el consumo nacional, particularmente para los sectores sociales más pobres de la población, sobre todo si se considera que actualmente 6 de cada 10 mexicanos incluyen en su dieta alimentos avícolas como pollo, huevo y pavo, señala el reporte.

Este sector es considerado dentro de la estrategia de seguridad alimentaria, porque contribuye en 55 por ciento a la aportación de proteína: la carne de pollo tiene una participación de 38.4 por ciento y el huevo 17 por ciento.

«Estas estimaciones para atender la autosuficiencia al 2025 en la producción de carne de ave y huevo, se relacionan con el propósito de reducir los actuales datos de insuficiencia en la alimentación básica de numerosos sectores de la población nacional.

«Es evidente que frente a un eventual aumento de la capacidad adquisitiva de la población en posición de pobreza, implicará un ascenso en el consumo de este alimento», refiere el documento.

Para 2019, la UNA prevé un incremento en la producción de pollo de 3 por ciento respecto a lo que se registró en 2018.