Canadá respalda a México en capítulo energético

Canadá aprobó la propuesta de México de crear un capítulo de energía en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), informó Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

1185

Canadá aprobó la propuesta de México de crear un capítulo de energía en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), informó Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

Esta iniciativa ahora es analizada por Estados Unidos y su respuesta se espera para la reunión técnica sobre la renegociación del TLCAN en la semana próxima en Washington, DC, o en la sexta ronda de negociaciones que se celebrará en Montreal, Canadá, a finales de enero próximo.

“Que se tenga un capítulo de energía, que tenga disposiciones de cooperación, de intercambio de información, de creación de instituciones o de disciplinas comunes, etcétera, creo que es algo muy bueno, independientemente de que la sustancia de las disposiciones se mande a servicios, a inversión, a compras de gobierno o a donde tengan que estar”, argumentó Baker.

En el capítulo actual de energía del TLCAN, las tres partes confirmaron el respeto por sus constituciones. Esto fue de particular importancia para México y su Constitución de 1917, que estableció la propiedad nacional mexicana de todos los recursos de hidrocarburos.

En virtud del TLCAN, el gobierno mexicano se reservó para sí actividades estratégicas, incluidas inversiones y provisiones en tales actividades, relacionadas con la exploración y explotación del petróleo, el gas natural y los petroquímicos básicos. También el derecho de proporcionar electricidad como un servicio público dentro del país.

“La manera en que las pláticas se han estado disertando ahora es que tienes un capítulo que te provee de toda una plataforma o de un esqueleto, porque como el sector no estaba abierto en México, pues éste no tenía básicamente obligaciones”, añadió Baker.

Grupos de la industria estadounidense han pedido a la Casa Blanca que se utilice el llamado mecanismo conocido como “Ratchet” del TLCAN con respecto a las reformas energéticas de México, lo que evitaría que las reformas se reviertan y otorgaría protección a los inversores estadounidenses.

Ya el TLCAN vigente cuenta con un capítulo llamado Energía y Petroquímica Básica; pero paradójicamente no tiene gran sustancia, conteniendo sobre todo exclusiones. De hecho, para México no aplica en cuanto a regulaciones propias.

“(Tener un capítulo específico) es la manera en la cual en forma armónica tú lees el tratado. Si tú estás leyendo un capítulo y vas a ver algo y luego te manda a la nota de anexo, etcétera (…) Realmente como lo queramos hacer, simplemente tiene que ser consistente”, dijo Baker.

Con respecto a Canadá, los negociadores pueden abordar una disposición llamada de “proporcionalidad” contenida en el capítulo actual de energía del TLCAN. Ésta dispone que una restricción interna a las exportaciones de energía canadiense no puede reducir la proporción de exportaciones dirigidas a Estados Unidos.

El capítulo también prohíbe la discriminación de precios entre el consumo interno y las exportaciones a Estados Unidos. Algunos canadienses sostienen que esta disposición restringe la capacidad de Canadá para tomar decisiones sobre políticas energéticas, por lo que Canadá puede tratar de cambiarla.

AVANZA CIERRE DE CAPÍTULOS EN NEGOCIACIÓN DEL TLCUEM

La Secretaría de Economía (SE) informó este martes que se concluyeron los capítulos de competencia y pequeñas y medianas empresas como parte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM).

“También se logró un avance en todos los temas que forman parte de la negociación”, dijo en un comunicado, sobre la terminación de la sexta ronda de negociación de ese acuerdo comercial, que inició el 27 de noviembre en la Ciudad de México. Las delegaciones fueron encabezadas por los jefes negociadores César Guerra, por el lado mexicano, y Helena König, por el europeo. Durante esta ronda se dio continuidad a los trabajos iniciados en junio del 2016 en materia de acceso a mercados de bienes, reglas de origen, facilitación del comercio, obstáculos técnicos al comercio, mejora regulatoria, propiedad intelectual, contratación pública, empresas propiedad del Estado, subsidios, comercio de servicios, inversión, mejoras en el proceso de solución de diferencias comerciales, comercio y desarrollo sostenible, energía y materias primas, anticorrupción y aspectos legales e institucionales.

Los grupos continuarán avanzando a través de videoconferencias esta semana y se reunirán nuevamente a partir del 11 de diciembre en Bruselas, Bélgica, con el fin de perfilar un posible cierre de negociaciones durante las reuniones que tendrán el secretario Ildefonso Guajardo Villarreal y su contraparte, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, en la semana del 18 de diciembre, también en Bruselas.

A fin de propiciar una mayor integración productiva con la Unión Europea, y adaptar el acuerdo al actual contexto económico internacional, ambas partes acordaron modernizar y profundizar las disposiciones del TLCUEM y ampliarlo en áreas que aún están excluidas del mismo. “La modernización del TLCUEM constituye una prioridad en la agenda comercial de México, orientada a fortalecer la integración con socios comerciales existentes y a promover la diversificación de las relaciones económicas en el mundo”, refirió la SE.