México ganaría con pacto automotriz China-EU

México podría beneficiarse de un posible acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, sobre todo si se da en el sector automotriz, tal como algunos medios y analistas estadounidenses han especulado que pudiera pactarse como parte del encuentro de este jueves y viernes entre los presidentes Donald Trump y Xi Jinping.

7341

México podría beneficiarse de un posible acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, sobre todo si se da en el sector automotriz, tal como algunos medios y analistas estadounidenses han especulado que pudiera pactarse como parte del encuentro de este jueves y viernes entre los presidentes Donald Trump y Xi Jinping.

Las aduanas estadounidenses cobran un arancel de 2.5% a los autos originarios de China, mientras que este país asiático fija una tasa de 25%, de conformidad con sus compromisos en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Trump ha dirigido sus críticas sobre el comercio internacional al déficit que Estados Unidos tiene en los intercambios de mercancías, y ha anticipado que pretende impulsar un ajuste sobre todo en el sector manufacturero y, con aparente mayor interés, en la industria automotriz.

Estados Unidos es el mayor importador de mercancías del mundo y China su primer proveedor, al tiempo que el chino se ubica como el mayor mercado automotriz del mundo.

Para que china baje sus aranceles a la importación de autos, tiene dos opciones: firmar un tratado comercial con Estados Unidos o reducir su tasa en forma unilateral, otorgando este beneficio a toda la membresía de la OMC, conformada por 154 países y territorios.

De ser así, México se beneficiaría ya sea porque su industria automotriz está integrada con Estados Unidos, del cual es su principal proveedor externo de autopartes; o bien, incrementado sus exportaciones directas, si China reduce su arancel de Nación Más Favorecida (NMF).

En el 2016, México se ubicó como el séptimo exportador de productos automotrices a China, con una participación de 1.7% en el total de importaciones chinas, por detrás de Alemania, Estados Unidos, Japón, Reino Unido y Eslovaquia.

China importó productos del sector automotriz por un valor de 71,481 millones de dólares en el 2016, de acuerdo con estadísticas de la Administración de Aduanas de ese país. Ese monto colocó a China como el cuarto mayor importador del mundo, superado por Estados Unidos, Alemania y Reino Unido.

Para reducir su déficit comercial con China, Estados Unidos puede intentar bajar sus importaciones procedentes de esa nación asiática, o incrementar sus exportaciones al mercado chino en una proporción más alta frente a sus compras en su comercio bilateral.

De todas las importaciones automotrices chinas realizadas en el 2016, Alemania suministró productos por 13,981 millones de dólares, seguida por Estados Unidos (13,981 millones), Japón (13,842 millones) y Reino Unido (6,479 millones).

El gobierno del presidente Trump ha enfatizado que Estados Unidos tiene uno de los promedios de tasas arancelarias más bajas del mundo, mientras que la administración de Xi ha replicado que los cambios que se pretenda hacer en la regulación del comercio exterior deben circunscribirse a las reglas comerciales internacionales vigentes.