Proponen a México flexibilizar cabotaje marítimo

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó el documento titulado ´Review of the Regulation of Freight Transport in Mexico’, en el que propone una serie de recomendaciones al país, entre las que destacan flexibilizar el cabotaje para que este tráfico tenga mayor oportunidad en el movimiento de mercancías.

565

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó el documento titulado ´Review of the Regulation of Freight Transport in Mexico’, en el que propone una serie de recomendaciones al país, entre las que destacan flexibilizar el cabotaje para que este tráfico tenga mayor oportunidad en el movimiento de mercancías.

Según el organismo, México debe estimular el establecimiento de zonas dedicadas y libres de controles fronterizos en las terminales portuarias para el transporte marítimo costero, ya que los puertos apenas tienen tráfico de transbordo debido a las legislaciones de cabotaje, lo que permite a los buques de altura extranjeros transportar contenedores vacíos, y no llenos, entre recintos mexicanos, lo que limita las posibilidades de transbordo y desarrollo del cabotaje.

De este modo, el servicio de aduanas también debe ser instruido para introducir un régimen específico que facilite los transbordos, evitando controles excesivos de los contenedores en tránsito por los puertos mexicanos.

Asimismo, la OCDE estipula que además de las aduanas, otras agencias de inspección en los puertos deben permanecer abiertas las 24 horas del día con base en los horarios de trabajo de diversas terminales portuarias, las cuales realizan a menudo dicha práctica y lo cual no va en línea con los horarios de aduanas y organizaciones de inspección.

Estas solicitudes pueden ser presentadas para que las aduanas trabajen por la noche, pero según se informa, casi todas estas solicitudes son denegadas”, establece el documento.

Por otro lado, la OCDE recomienda la introducción de competencia en los servicios de remolque en los puertos (lo cual ya comenzó a ocurrir en Manzanillo, Altamira y Lázaro Cárdenas con las licitaciones llevadas a cabo en 2016), así como en otros servicios portuarios como el pilotaje, en el que casi todos los puertos del mundo presentan un monopolio.

Respecto de los permisos para que las navieras internacionales o barcos de altura puedan llevar a cabo el cabotaje en México, la OCDE propone que el actual sistema de permisos renovables cada tres meses pueda sustituirse por permisos renovables de un año, con el fin de reducir la burocracia; aunado que armadores internacionales puedan participar en el cabotaje mediante la introducción de un registro marítimo internacional.

El costo del transporte marítimo proporcionado por los permisos de cabotaje representa alrededor de un tercio del total de embarques nacionales en México, mientras que los otros dos tercios están concentrados por buques mexicanos que transportan petróleo para Pemex. Los permisos de cabotaje son ampliamente utilizados. En 2009 se estimó que casi 500 permisos se conceden o se renuevan cada año”, según el estudio.

Así, la OCDE también destaca que, considerando la apertura propuesta al cabotaje marítimo permitiendo a las empresas mexicanas con 49% de capital extranjero adquirir permisos de cabotaje, flexibilizar las prioridades a las tripulaciones domésticas a cambio de capacitación para los marinos mexicanos, entre otras.