Convoca Coparmex a un acuerdo económico sin ‘‘objetivos políticos’’

El organismo empresarial propone la creación de una partida presupuestal para refinar petróleo

576

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) convocó este martes a un acuerdo de desarrollo económico que sí enfrente la situación adversa de las economías de las familias y no tenga ‘‘objetivos políticos’’.

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, anunció una serie de acciones como base de discusión para un acuerdo en el que participen todos los partidos políticos del país, organizaciones sociales y gobernadores, así como la ciudadanía en general.

Entre las acciones contenidas en el llamado Acuerdo que México Necesita planteó el cese de los aumentos subsecuentes a las gasolinas, implementar verdaderos recortes al gasto público, eliminar la duplicidad en los programas sociales y crear una partida presupuestal para refinar petróleo en el país e instalar ductos para el transporte de combustibles.

Tras rechazar el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, dado a conocer el pasado lunes por el presidente Enrique Peña Nieto, De Hoyos Walther adelantó que el Acuerdo que México Necesita contendrá metas concretas, cuantificables y calendarizadas, e incluirá los temas ‘‘más críticos de la agenda económica y política’’ del país con datos que permitan evaluar los avances. El objetivo es firmarlo el 5 de febrero próximo.

Según la propuesta de la Coparmex, se busca evitar más aumentos de precios en la gasolina en los meses subsecuentes, ‘‘dado que existen recursos excedentes del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS), así como de la venta de petróleo’’. En 2016, explicó De Hoyos Walther, el IEPS por gasolinas recaudó 29.3 por ciento más de lo esperado; esto es, 67 mil millones de pesos adicionales a lo presupuestado ‘‘que bien pudieran ser utilizados en la reducción de los precios de la gasolina’’.

En una conferencia en la que dio a conocer su planteamiento, el dirigente de la Coparmex reveló que el Ejecutivo federal se equivocó en un primer borrador entregado a los dirigentes empresariales. En el documento, dijo De Hoyos, colocaba a los empresarios como responsables de los errores cometidos por el gobierno con el alza a los precios de las gasolinas y el diésel, medida que, según analistas, provocará una espiral inflacionaria.

La premura con la que el gobierno federal quiso acordar el documento dejó poco espacio para la negociación, la discusión y el consenso, por lo cual la Coparmex rechazó firmar el acuerdo. La propuesta inicial era un error porque responsabilizaba a los empresarios de los incrementos de precios y los culpaba de las propias equivocaciones de la administración federal, dijo el presidente de la Coparmex.

Por su parte, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, señaló que con todo y el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, firmado este lunes en la residencia oficial de Los Pinos, mientras no se resuelvan los temas de inseguridad, impunidad y corrupción en el país no habrá posibilidad de fortalecer la economía ni el mercado interno.

El dirigente empresarial defendió las 35 acciones contempladas en dicho acuerdo y aseguró que la prioridad del país debe ser la contención de la inflación que, estimó, llegará a niveles cercanos a 5 por ciento (entre 4.5 y 4.8) anual en el mes de enero, por lo que se deben tomar medidas para procurar que la carestía cierre el año entre 3 y 4 por ciento.

Respecto del rechazo de la Coparmex a firmar el documento, el dirigente señaló que respeta la libertad de cada organismo empresarial, pero aseguró que el acuerdo comenzó a ser analizado desde octubre.