Impuesto fronterizo dañará no sólo a Canadá, también a EU: Trudeau

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo de nuevo estar en contra de la propuesta de Estados Unidos de fijar un impuesto a las importaciones.

1849
Closeup of the flags of the North American Free Trade Agreement NAFTA members on textile texture. NAFTA is the world's largest trade bloc and the member countries are Canada, United States and Mexico. 3D rendering with detailed textured grunge effect on closeup.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, repitió el jueves su oposición a la propuesta estadounidense de fijar un impuesto a las importaciones, y dijo a ejecutivos de la energía reunidos en Houston que un gravamen de esta naturaleza dañará a ambas economías.

“Cualquier cosa que cree obstáculos en la frontera, tarifas adicionales, nuevos impuestos es algo que nos preocupa”, dijo Trudeau, y añadió:

“Van a dañar no sólo a la economía canadiense, sino también a la economía de Estados Unidos

Los republicanos han propuesto un impuesto fronterizo que favorezca a las exportaciones sobre las importaciones como parte de un plan para reformar el código tributario de Estados Unidos.

La idea está siendo atacada por las empresas que dependen de las importaciones, pero es apoyada por los grandes exportadores, como los fabricantes.

Más temprano, el ministro de Recursos Naturales de Canadá dijo que su Gobierno está dispuesto a discutir cambios en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos y México.

El ministro Jim Carr dijo que la opinión de Ottawa es que los acuerdos comerciales “deben ser refrescados de vez en cuando”, respondiendo a las preguntas sobre el pacto comercial en una rueda de prensa en Houston.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha dicho que quiere renegociar el acuerdo de más de dos décadas.

Carr también dijo que Canadá estaría dispuesto a responder a la propuesta de un impuesto fronterizo, pero sostuvo que los ejecutivos que asistieron a la conferencia de energía CERAWeek le dijeron que no ven la necesidad de un gravamen a las importaciones de energía.