Industria química vota por un TLCAN reforzado

Representantes de la industria química de Norteamérica se pronunciaron a favor de mantener y de modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), debido a los beneficios que ha generado para México, Estados Unidos y Canadá en materia de intercambio de insumos químicos.

3651

CIUDAD DE MÉXICO — Representantes de la industria química de Norteamérica se pronunciaron a favor de mantener y de modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), debido a los beneficios que ha generado para México, Estados Unidos y Canadá en materia de intercambio de insumos químicos.

En este sentido, consideraron necesario mejorar las regulaciones y compromisos de cooperación en la región y citaron como ejemplo la necesidad de reforzar el comercio electrónico y de resolver las ineficiencias en devolución de impuestos y reglas de origen.

La Asociación Nacional de la Industria Química de México (ANIQ), la Asociación de la Industria Química de Canadá (CIAC) y el Consejo Químico Americano (ACC) expusieron lo anterior a través de un comunicado conjunto.

En el documento, los organismos empresariales de los tres países dijeron estar listos para trabajar con sus respectivos gobiernos en aras de revisar el TLCAN, con un enfoque de lograr mayores beneficios para el negocio, los trabajadores y consumidores de América del Norte.

Argumentos a favor

Las agrupaciones de la industria química refirieron que, desde la entrada en vigor del Tratado, el comercio de insumos químicos entre México, Estados Unidos y Canadá se triplicó, al pasar de un valor de 20,000 millones de dólares (mdd) en 1994 a 63,000 mdd en 2014.

Las tres instancias explicaron que el éxito del TLCAN en la industria química radica en las asociaciones económicas y la eficiencia de las sinergias en las cadenas de suministro, que surgen gracias a la reducción de barreras arancelarias.

“La conectividad entre las economías no sólo ha reducido los costos en la producción química, sino que también ha fortalecido su relevancia en el sector manufacturero, del cual más de 95% de la producción, desde textiles, hasta electrónicos y automóviles, están relacionados en alguna medida con la química”, destacaron.

En la actualidad, más de 10% de las transacciones dentro del TLCAN lo constituyen productos energéticos, además de que existen más de 100 proyectos transfronterizos de infraestructura relacionados con energía.

Alto potencial de liderazgo

Por lo anterior, la industria química de América del Norte asegura que la modernización del TLCAN puede servir para facilitar el comercio digital, especialmente a través del diseño de una mejor protección transfronteriza del flujo de datos, elemento esencial para las cadenas de valor.

El TLCAN adaptado a la era de Internet y otros adelantos tecnológicos también establecerá estándares clave y prácticas más competitivas en empresas propiedad del Estado, además de que reducirá ineficiencias en disciplinas comerciales que actualmente están codificadas en el Tratado, incluidas reglas de origen y devolución de impuestos.

Asimismo, expone que actualmente la región de América del Norte se puede erigir como líder al demostrar el valor y practicidad de regulaciones en la industria química que aseguren la protección de la salud humana y del medio ambiente, sin comprometer innecesariamente costos o levantar barreras innecesarias para el comercio.