Interpuerto monterrey, con proyectos energéticos en puerta

El parque industrial Interpuerto Monterey, ubicado en el municipio de Salinas Victoria (Nuevo León), buscará concretar dos proyectos energéticos para este año, en momentos en que se ha instalado un periodo de cautela entre los nuevos inversionistas para la derrama de sus capitales en el país.

745

El primero de ellos es el desarrollo de una terminal de almacenamiento de hidrocarburos que funcionaría como un centro de distribución para el noroeste del país.

“Las empresas están viendo las opciones para empezar a importar gasolinas o hidrocarburos en general para poderla vender. Estamos tratando con varias, vamos muy bien, obviamente tienen sus tiempos por cuestiones de las aperturas de la reforma (energética) y también las rondas que Pemex está realizando. Esperaría para finales de este año consolidar algún proyecto”, dijo a T21 Mauricio Garza, Director General de Interpuerto Monterrey.

Actualmente este parque industrial alberga a 12 empresas, como Mondelez, Tokai Rika, Tubacero, Hyundai Mobis, y otras del sector automotor, manufactura, alimentos y agroindustria, concentrados en un área de 170 hectáreas, de las mil 433 hectáreas en total que ofrece.

“Otro proyecto que estamos explorando es el de la cogeneración, estamos analizando y con todas estas reformas que los usuarios deben de tener suministros calificados, que tienen que contar con cierto porcentaje de energía limpia. Nosotros estamos viendo paralelamente ofrecer a nuestros clientes alguna alternativa de cogeneración, con dos objetivos, cumplir con todas las nuevas disposiciones que impone la CRE y el CENACE, y la segunda, que tengan energía eléctrica a un precio más competitivo”, dijo.

En este proyecto se encuentran en una etapa de investigación, de conocimiento del mercado, “de quiénes son los mejores para la parte de la cogeneración y poder hacer una alianza con ellos para invitarlos a Interpuerto y que puedan suministrar energía eléctrica a nuestros clientes”.

La cautela instalada en el sector empresarial tiene sus orígenes en tres elementos que se combinaron este año: la incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la recién aprobada reforma fiscal de Estados Unidos y las próximas elecciones, entre ellas la renovación del Ejecutivo, gobiernos estatales y municipales, y el cambio de legislatura en el Congreso de la Unión.

“El sector industrial se ha visto un poco desacelerado comparado hace un año que sí había muchas más empresas queriendo invertir, hoy siguen llegando, pero no en gran número. Estamos esperando que esto se reactive, estimo que en el segundo semestre de 2018 será muy positivo, ya que las fichas se hayan puesto en su lugar y ahora sí la inversión llegue con gran fuerza”, previó.

Mientras esto sucede, Interpuerto Monterrey prepara la entrega de las instalaciones de la aduana interior con la que contará y con ella el permiso para convertirse en aun Recinto Fiscalizado Estratégico, un régimen aduanero especial para empresas altamente exportadoras.