Se aproxima séptima ronda del TLCAN, México pide ser realistas

La séptima ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) será del 26 de febrero al seis de marzo en la Ciudad de México.

2207

Los negociadores continuarán con la discusión de los temas difíciles que ha propuesto el equipo de Estados Unidos, y en los que México se ha mostrado en contra.

México hará una propuesta sobre las normas de origen para vehículos, uno de los temas más polémicos que enfrentan los negociadores para modernizar el TLCAN, según dio a conocer Rogelio Garza, secretario de Industria y Comercio.

El funcionario destacó que existe “muy poco” espacio para incrementar el contenido regional en el sector automotriz del TLCAN.

“(El contenido regional se puede mover) muy poco. La regla que tenemos tiene equilibrio en costos y todo para la fabricación y el mover mucho esa regla significaría cambios fuertes en los costos”, señaló Garza.

En la sexta ronda de renegociaciones del TLCAN que culminó en Montreal, Estados Unidos rechazó las propuestas de Canadá para incluir los gastos de ingeniería, investigación, desarrollo y otras tareas de alto valor en las metas de mayor contenido norteamericano, con las que buscaba proteger empleos bien remunerados en la región.

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, destacó a finales del mes pasado de enero que México estaba abierto a considerar cambios en las reglas de origen para autos, a pesar de la industria local, representada por la AMIA, expresó su deseo de mantener el actual requisito regional.

“Lo que debe pasar de aquí a la siguiente ronda, es un acercamiento de todas las partes para mover hacia adelante esto, y llegar a la ronda en México con la posibilidad de vislumbrar soluciones a los tres o cuatro temas más complejos”, dijo el secretario Ildefonso Guajardo, en conferencia con medios al término de la sexta ronda.

La propuesta del equipo estadounidense es la de incrementar el contenido regional para el sector automotriz de 62.5% a 85%, para seguir gozando de aranceles cero, y que el 50% del total de los insumos para fabricar un auto en la región sea de Estados Unidos.

En la sexta ronda el equipo canadiense propuso que en la evaluación para medir el contenido regional se considere el software y otros equipos de alta tecnología, con los que se podría elevar el contenido de Estados Unidos. Sin embargo, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer dijo que eso disminuiría el contenido regional de un automóvil, y generaría pérdidas de empleos en Estados Unidos, México y Canadá.

NEGOCIADORES PODRÁN VER POR EL DESARROLLO DE PROVEEDORES LOCALES

Por otro lado, Harry Van Schaick, gerente editorial en Oxford Business Group, refirió que considerando el avance que ha tenido la industria en México, el equipo negociador puede acceder a que se suba el contenido regional, pero en una menor proporción y de manera paulatina.

Esto a su vez incentivaría en el largo y mediano plazo el desarrollo de proveedores de la industria en México, o la inversión de proveedores en territorio mexicano, consideró Van Schaick.

El encadenamiento productivo y el desarrollo de proveedores nacionales cobran importancia ante la posibilidad de que en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) aumente la exigencia de contenido regional de los productos que intercambian México, Estados Unidos y Canadá.

Más allá, incrementar el contenido nacional beneficia a las industrias porque les permite ser más competitivas y buscar nuevos mercados, dicen los entrevistados.

En los últimos dos años, la industria manufacturera de exportación logró sustituir más de 7 mil millones de dólares de importaciones. En 10 años, la cifra puede llegar a los 100 mil, señala Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

La mayor demanda de proveeduría nacional es de componentes electrónicos, como circuitos integrados, resistencias, capacitadores, memorias, cuya manufactura es casi 100% asiática, además de cables, arneses, alambres, así como estampados de acero, aluminio y piezas de plástico.

SEGMENTO AUTOMOTRIZ MÁS AFECTADO SERÍA EL DE LAS PICKUP

En caso de que Estados Unidos saliera del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el segmento automotriz más afectado sería el de las camionetas pickup, debido a que tendrían que pagar un arancel mayor.

Las camionetas pickup representan el grueso de las exportaciones de la industria automotriz de México en el segmento de camiones ligeros, que corresponden a un 53.5 por ciento de 3.102 millones de unidades exportadas en el 2017. En el segmento compiten la RAM 2500 de Fiat Crhysler y la Chevrolet Silverado 2500 de General Motors. Las SUVs no afrontarían un arancel de un 25 por ciento.

“Uno de los sectores que se verían más afectados por el volumen comercial es el automotriz, en especial el de las pickup porque los otros vehículos tienen un arancel menor. Pero todo el sector manufacturero se vería afectado, más que el agrícola desde el punto de vista de México, ya que los aranceles que tiene Estados Unidos para ese sector son menores sin el acuerdo”, comentó Adriana Ibarra, socia Nacional del grupo de práctica de Comercio Exterior y Aduanas en Baker McKenzie México, en anterior entrevista a Forbes.

El destino al cual México realiza mayores exportaciones es Estados Unidos, donde los modelos que más se envían son las camionetas pickup RAM 2500, de FCA México, y la Silverado 2500 de cabina regular, de General Motors, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

La especialista explicó que el arancel de las pickups sería de 25%, una cifra que tiene establecida el mercado estadounidense para los productos que no forman parte del TLCAN.

A finales de enero, ejecutivos de la industria automotriz se decían preocupados porque las demandas de Estados Unidos en las negociaciones por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) pueden debilitar y crear catástrofe a un sector globalmente integrado. Ante esto, mantienen esperanzas en que una propuesta cordial de Canadá pueda evitar un desastre.

Los extenuantes esfuerzos de cabildeo en nombre de la industria estaban comenzando a permear en algunos miembros clave del Gobierno de Donald Trump, señalaron ejecutivos en un paréntesis de las negociaciones por el TLCAN, detalló Reuters.

PESE A INCERTIDUMBRE, INCREMENTA PRODUCCIÓN Y EXPORTACIÓN EN ENERO

Y ante toda esta odisea e incertidumbre que se vive respecto a si sale o no EU del TCLAN, la producción de vehículos creció 4.1 por ciento, en tanto las exportaciones crecieron 9.2 por ciento, informó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Las armadoras instaladas en el país produjeron 349.414 vehículos en enero, un salto interanual del 20%, según cifras difundidas este miércoles por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), su principal gremio.

México exporta la mayor parte de su producción de vehículos a Estados Unidos, su principal socio del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que también incluye Canadá.