Conectividad en logística: invertir en tecnología optimiza la cadena de suministro

Tras la década de los noventa, la tecnología se hizo presente en los servicios logísticos, comenzando a integrarse en los procesos convencionales y en los canales de distribución, lo que fomentó la externalización de los servicios y la expansión de la demanda.

1528

Ramiro Delgado, director global comercial y de mercadotecnia de Solistica, empresa FEMSA de soluciones integrales de logística con presencia en Latinoamérica, apunta que a partir de finales de la década de los noventa, la cadena de suministro se ha transformado gracias a los múltiples beneficios que la tecnología ofrece, entre ellos, la conectividad.

“Antes, los pronósticos de recursos, producción, ventas y embarques permanecían aislados. Con la introducción de Warehouse Management Systems (WMS) y Transportation Management Systems (TMS), cada uno de estos eslabones ha podido integrarse para generar mejores órdenes de compra y de producción”, afirma el directivo de Solistica.

Ramiro Delgado, agrega: “Ahora, con el internet, es posible acceder a estos sistemas desde cualquier lugar para consultar información en tiempo real. Además, una unidad en ruta se puede localizar mediante GPS en un teléfono celular, obteniendo visibilidad real de lo que sucede en el proceso logístico. La conectividad de todos estos elementos ha permitido unificar los procesos con mayor agilidad y eficacia, de manera transparente. El resultado es una toma de decisiones más precisa y un valor agregado al servicio que se ofrece”.

Delgado reconoce que gracias a la tecnología se reducen tiempos y costos, se gestionan mejor los procesos de almacenamiento e inventarios, hay mayor seguridad en las entregas y se interactúa mejor con los clientes y proveedores, entre otros beneficios más.

PUBLICIDAD

“Por ejemplo, en el transporte de mercancías, el GPS y los sistemas satelitales permiten conocer el estatus de cada unidad y saber si va en tiempo, si hay algún percance en las rutas, como una desviación o manifestación, que afectará el tiempo de entrega. Inclusive existen dispositivos desechables para rastrear mercancías en las aduanas que informan por dónde ha pasado, cuánto tiempo ha estado estacionada en espera de algún trámite, etcétera. El tiempo es un recurso no renovable que representa dinero y que tiene un impacto en la rentabilidad de la empresa”.

Con la gestión de estos numerosos procesos se obtiene una cantidad importante de información y surgen otras actividades como el business analytics o el data mining, que conforman la inteligencia de negocios de la logística. La tecnología entonces permite recibir información inmediata con datos de mayor calidad para detectar oportunidades. Anteriormente, interpretar la misma información requería de años de preparación y experiencia.

“Un valor diferenciado que ofrecemos es nuestro Centro de Inteligencia, que cuenta con sistemas y plataformas líderes en calidad de T.I. a nivel mundial, como WMS, TMS y Sistemas de Track and Trace, para dar certeza a cada servicio”, agrega Delgado. “Nuestro servicio incluye la gran ventaja de contar con la experiencia de analistas especializados que interpretan correctamente la información y actúan oportunamente en favor de los intereses de nuestros clientes”.

El Centro de Inteligencia de Solistica revisa de cerca indicadores de productividad, desempeño de unidades, mantenimiento, análisis vial, emisión de alertas y atención a clientes en diferentes centros de operación en Latinoamérica.

“La planeación junto con la tecnología permiten conocer con precisión si un camión regresa vacío al centro de distribución después de una entrega o si pasa más tiempo del estimado esperando su descarga en el andén de desembarque. Ambas situaciones significan pérdida de dinero para nuestros clientes. Cuando nos damos cuenta de estas variaciones, nos comunicamos con ellos y les hacemos saber lo que está pasando; lo que buscamos es convertirnos en sus aliados de negocio y comprometernos con su crecimiento”.

Adicionalmente, el Centro de Inteligencia utiliza sistemas de seguridad que mediante monitoreo, detectan desviaciones que pudieran suceder durante un viaje, lo que genera alertas por excepción para proteger al operador, el vehículo y la carga de nuestros clientes.

Delgado señala que una de las prácticas exitosas que han tenido con sus clientes es el uso de sistemas de monitoreo continuo en redes sociales, que detectan publicaciones sobre situaciones de riesgo, o problemas viales en las rutas que son validadas en autenticidad por un algoritmo. De esta manera se puede reaccionar ante dichas situaciones y activar un plan alternativo que permita a los operadores actuar oportunamente, “evitando fatalidades y situaciones que pudieran perjudicar a los productos que distribuimos”.

De esta forma, Solistica ofrece a sus clientes acceso a tecnología de punta integrada, para administrar su logística y cadena de suministro sin pagar por desarrollos costos.