Pese a desaceleración; el retail en México es optimista con 2020

Los fabricantes de productos que abastecen a las grandes cadenas comerciales están optimistas para trabajar el próximo año y definen el futuro de la industria como de crecimiento. En general, la industria del retail se encuentra estable. Sin embargo, las proyecciones para 2020 son menos optimistas que las de años anteriores, de acuerdo con la segunda edición del Barómetro de la industria del retail, un estudio de GS1 México, organismo que administra la asignación de códigos de barras, y el proveedor de servicios de investigación de mercado Psyma Latina.

120


El estudio señala que 7 de cada diez (68%) de los encuestados están optimistas para trabajar en 2020 
y definen el futuro de la industria como de crecimiento.PUBLICIDAD

Al igual que en la primera edición del barómetro, presentada en febrero del año pasado, cuando las empresas manifestaron una visión optimista de 2019, las empresas ven un buen panorama para la industria del retail durante 2020. Solo 4% manifestó que la situación de la industria empeorará, mientras que 28% aseguró que “se mantendrá estable”.

En la segunda edición del Barómetro de la industria del retail participaron 539 directivos de empresas fabricantes de productos pequeñas (76%), medianas (13%) y grandes (11%), quienes expresaron su percepción sobre su actividad en 2018, así como su visión acerca del futuro, sus retos, necesidades y preocupaciones para consolidar y desarrollar sus negocios.

Estabilidad financiera

Poco más de la mitad de los fabricantes (54%) reportaron una excelente o buena estabilidad financiera. Sin embargo, 20% afirmó que su situación en el tema de los dineros era delicada.

Por otra parte, 18% señaló que su situación económica les permite dar continuidad al negocio, pero con ganancias casi nulas. El 8% aseguró que sus finanzas son malas y que la empresa registra pérdidas, lo que ha llevado a la compañía a realizar un plan de acción para recuperarse y seguir trabajando. Solo 1% comentó que su situación es mala, ya que tienen pérdidas, pero aún no han iniciado ninguna estrategia de recuperación.

En cuanto a las ventas, 65% de las compañías encuestadas reportó un incremento en sus ventas en 2018, mientras que 17% afirmó que se mantuvo igual. El 11% señaló que las pérdidas fueron mínimas y solo 6% reportó una fuerte disminución en sus ventas.

A pesar de que 2018 y 2019 han sido años de enormes retos económicos, 59% de las organizaciones declararon un incremento de clientes en 2018. Por otra parte, 27% destacó que no tuvo cambios o variaciones, 10% reportó una ligera disminución y 4% reconoció una fuerte reducción en sus clientes, lo que las coloca en un evidente escenario de crisis.

Por tamaño de empresa, las pequeñas y medianas empresas reportaron un mayor incremento en su cartera de clientes (61%), mientras que en las medianas el crecimiento fue de 46% y en los grandes fabricantes de 60%.

Proyecciones para 2020

Ante las preguntas: ¿Cómo percibes la industria a corto plazo? y ¿Cuál es la proyección de tu empresa para 2020?, 68% de las compañías vislumbran crecimiento, mientras que 28% piensa que se mantendrá estable y 4% cree que su escenario de negocios empeorará.

En la primera edición del barómetro, el factor de éxito más importante que los fabricantes reconocieron fue la materia prima óptima para sus productos, seguido de un empaque atractivo y de la logística y distribución.

En la segunda edición, los entrevistados dijeron que el factor más importante para el éxito de sus productos era la logística y distribución, seguida de la relación con la cadena comercial. En tercer lugar, colocaron al empaque.

Los dos primeros factores (logística y distribución y relación con las tiendas) también son las principales áreas de oportunidad de los fabricantes. En tercer lugar, está la obtención de certificados de calidad, como ISO. La variedad en las presentaciones y los precios (planes de descuentos y promociones) también son retos importantes para los fabricantes de productos.

Las ventas por internet también se están convirtiendo en un elemento valioso para las empresas. Por eso, los marketplaces se disputan el mercado para consolidarse como las mejores opciones para ellas.

En 2017, 26% de las compañías dijo usar alguna plataforma digital para vender sus productos, mientras que en 2018 la cifra creció a 36%. Las empresas que venden por internet usan al menos una de las dos plataformas más populares en nuestro país: Amazon y Mercado Libre. Las menos utilizadas son eBay, Shopofy y Linio.

Entre los obstáculos para realizar ventas por internet se encuentran la falta de conocimiento interno sobre el modelo de comercio electrónico (la causa principal de 30% de las empresas que no venden por internet), la falta de inversión en tecnología (24% de los fabricantes) y la dificultad para implementar un nuevo modelo de negocio (21%).

El mayor uso de redes sociales que se ha registrado en los tres últimos años probablemente ha sido impulsado por el incremento en el interés por las ventas en línea, ya sea en sitios web propios o en marketplaces como Amazon y Mercado Libre. Sin embargo, aunque los números reflejan un crecimiento, el segmento de empresas que no ha podido desarrollarse dentro del comercio electrónico sigue siendo muy alto.

A pesar de los retos, la industria sigue trabajando por mantenerse al día y en tendencia con los nuevos consumidores y el mercado. Esto se nota en su interés y participación en el mundo digital y en la migración de algunas plataformas tecnológicas.

También se advierte una tendencia a que predominen cuestiones básicas para el impulso de los productos, como el desarrollo de una relación más estrecha y profesional entre las cadenas comerciales y sus clientes.

*Fuente: https://www.altonivel.com.mx/l