¿Por qué el movimiento antivacunas pone en peligro a México?

En 2017 se notificaron 173,330 casos confirmados de sarampión en 183 países, a nivel mundial y para finales del 2018 se confirmaron 229,068 casos de sarampión.

254

Una tendencia mundial ha llegado a México. El llamado a no utilizar vacunas ha provocado la alerta en los expertos que, advierten, el riesgo de la falta de su aplicación puede poner en peligro a nuestra sociedad. El regreso de las enfermedades del pasado es una amenaza real.

“El movimiento antivacunas es un problema real en todo el mundo. La Secretaria de Salud (Sedesa) está preocupada porque ya hay grupos grandes de antivacunas en México, sobre todo en estados como GuadalajaraMonterrey y Ciudad de México“, comenta Susana López Charreton, investigadora del Departamento de Virología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Una de las vacunas que más ha sido rechazada, es la triple vírica (MMR) o triple viral, encargada de combatir el sarampión, el virus de fácil diseminación que más ha resurgido, en gran medida, por las creencias antivacunas.

La investigadora asegura que esto se debe a que “la información de las redes es un arma de dos filos. Hay fuertes campañas antivacunas que promueven contradicciones y mitos. Una de las más fuertes es que la vacuna contra el sarampión causa autismo.”

En febrero de 2019, la Comisión Nacional para la Vigilancia Epidemiológica reportó que entre el 2017 y el 2018 los casos de sarampión aumentaron un 32% a nivel mundial.

De los 229,068 casos registrados en 2018 a nivel mundial, 53% fueron diagnosticados por un médico, 31% por laboratorio y 16% por asociación epidemiológica.

A pesar de que en 2000, Estados Unidos declaró que el sarampión había sido erradicado, en enero de 2018, se reportaron seis brotes en Nueva YorkWashington y Colorado, que en total sumaron 159 afectados.

En México se tiene registro de 185 casos en diecinueve años y tan solo en 2018 se registraron cinco. Un caso en Baja California, tres en Ciudad de México y uno en Veracruz.

Este año, se tuvo el registro de una paciente en Nuevo León que se infectó durante un viaje a Europa, continente que registró  59,578 casos de sarampión.

La decisión de no vacunarse afecta a toda la población, y parte de una elección individual que pone a temblar a la comunidad científica. “Mientras menos personas se vacunen, toda la comunidad está expuesta”, dice Susana López.

Dentro de los sectores de la población más afectados, se encuentran los niños menores de un  añoque no pueden ser vacunados, las personas con problemas de inmunodeficiencia y los adultos mayores.

Al contrario de lo que se pueda pensar, Susana comentó que esta creencia anti vacunas “se da entre gente con más información. En parte, porque dicen que las enfermedades ya no existen y creen que las enfermedades son un mito. Es gente que no puede ver más allá de los privilegios que tienen”.

¿De dónde surge el movimiento anti vacunas y a qué se debe que la gente lo siga?

En 1998 el cirujano Andrew Wakesfield publicó un trabajo en la revista médica británica, The Lancet,en el que vincula la vacuna MMR con el autismo.

A raíz de este estudio, que años más tarde sería comprobado como fraude por el periodista Brian Deer, muchas personas dejaron de creer en la importancia de las vacunas y empezaron a rechazarlas.

Sin embargo, este movimiento antivacunas no solo surge de un fraude médico, también se aunó a otros factores como el apoyo de figuras públicas, creencias religiosas, información falsa o falta de esta.

¿Cuáles son las medidas que se están tomando al respecto?

En México, existen fundaciones que promueven las vacunas, entre ellas está la Red Mexicana de Virología, que recientemente publicó “Pablo tiene sarampión”, un libro escrito por la Dr. Susana LópezSelene ZárateMartha Yocupicio e ilustrado por Eva Lobatón.

El objetivo de esta publicación es enseñarle a niños y adultos la importancia de las vacunas, para lo cual, con ayuda de la Sedesa, se espera sea difundido en escuelas, hospitales y espacios públicos.

En otros países, como Italia, buscan atacar el problema con medidas que prohíban  la entrada a las escuelas sin una previa cartilla de vacunación.

Por su parte, grandes empresas como YouTube y Facebook, están tomando cartas en el asunto al ser más selectivos con la información que se difunde en sus plataformas.

Por ahora, los científicos mexicanos se mantienen alerta sobre las consecuencias que traerá el movimiento antivacunas y saben que México ya se encuentra dentro del mapa de riesgo mundial. “La OMS considera que el movimiento antivacunas está dentro de los 10 temas más preocupantes”, diceLópez Charreton.