PREOCUPA A CANACINTRA INICIATIVA PARA REGULAR OUTSOURCING

Mexicali, B.C.- Como muy preocupante calificó José Eugenio Lagarde Amaya, presidente de la Cámara Nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA) en Mexicali al referirse a la iniciativa del Senador Napoleón Gómez Urrutia que busca prácticamente eliminar la figura legal de subcontratación en México o mejor conocida con el anglicismo outsourcing.

208

Lagarde Amaya precisó que es importante aclarar que los industriales siempre han estado de acuerdo y han pugnado para que se aplique la ley a todas aquellas empresas que caen en simulaciones o en la ilegalidad, pero no es válido desacreditar a todas las empresas por igual o señalar como delincuentes a todas aquellas que recurren a la figura legal de subcontratación, una operación sustentada en la Ley Federal de Trabajo.

Indicó que actualmente existen medidas que el Gobierno Federal ha implementando a través de la Secretaría del Trabajo para cruzar información con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y con el Sistema de Administración Tributario (SAT) para verificar que efectivamente no haya simulaciones.

“Nosotros estamos de acuerdo en que dicha verificación debe continuar e incluso fortalecerse para evitar cualquier evasión o situación ilegal”, comentó.

Sin embargo, actualmente modificar la Ley Federal del Trabajo para eliminar la figura de subcontratación e incluso buscar criminalizar a quienes la hayan utilizado, representa un elemento más de incertidumbre para las inversiones nacionales y extranjeras además de poner en riesgo la aprobación del Tratado entre Canadá, Estados Unidos y México (T-MEC), así como poner en riesgo las inversiones futuras en México.

La CANACINTRA Nacional, explicó Lagarde Amaya, presentará una serie de argumentos en representación de las delegaciones de CANACINTRA en el país para que la iniciativa del líder sindicalista Napoleón Gómez Urrutia no prospere, en donde se insistirá en la importancia de tener certeza en la reforma laboral, además de insistir en las consecuencias en que pudieran incurrirse que puede ir desde el cierre de empresas, cancelación de nuevas inversiones y pérdida de millones de empleos.

Por otro lado, se insistirá en que esta iniciativa significa un elemento muy importante de incertidumbre para la inversión nacional y extranjera en México, porque las empresas utilizan la forma de subcontratación para poder aumentar su competitividad y productividad; práctica común en todo el mundo y principalmente de nuestros socios comerciales como Estados Unidos y Canadá.

Si queremos que México siga siendo competitivo y logre un mayor crecimiento, no podemos dar pasos hacia atrás y seguir poniendo trabas al desarrollo económico.

Los industriales, finalizó Lagarde Amaya, consideramos que continuar utilizando un discurso público que satanice y degrade el ejercicio de la libre empresa, no abona al espíritu y al compromiso expresado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para impulsar las inversiones y por ende la prosperidad que el país requiere.

*Fuente:https://www.industrialnewsbc.com/