Productores maiceros toman las bodegas de la empresa Granos de Sinaloa

Los productores cerraron los ingresos y salidas del complejo industrial exigiendo ser recibidos por el propietario Santiago Gómez , quien hizo compromisos de pagar a todos los productores durante la toma de las bodegas en la región del Évora.

213

Productores de maíz y dirigentes de organizaciones agrícolas tomaron las bodegas de la empresa Granos de Sinaloa en Vitaruto, con el propósito de exigir el pago de los adeudos pendientes a productores que entregaron sus cosechas y que a la fecha no han recibido su finiquito.

Los productores cerraron los ingresos y salidas del complejo industrial exigiendo ser recibidos por el propietario Santiago Gómez , quien hizo compromisos de pagar a todos los productores durante la toma de las bodegas en la región del Évora.

Incluso algunos de los productores inconformes señalaron que la empresa Granos de Sinaloa, ha manifestado su intención de dar marcha atrás a sus compromisos de adquirir la cosecha validada pero que no fue contratada.

La empresa Granos de Sinaloa tiene alrededor de 70 mil toneladas de maíz que validó pero que no contrató, argumentando que a pesar de las prórrogas que dieron las autoridades de ASERCA no hubo compradores.

El dirigente de la Coordinadora Única de Productores Emilio González reveló que existe incertidumbre en la mayoría de los maiceros ya que los créditos de avío ante la Financiera Nacional están por vencerse y existe el riesgo de caer en cartera vencida, puesto que el propio gobierno federal lo único que ha pretendido es acabar con los organismos de defensa de los productores agrícolas.

Finalmente los productores forzaron las rejas de la empresa e ingresaron a las instalaciones donde encararon al empresario Santiago Gómez, quien dialogó con los dirigentes y productores,manifestando que mantiene su compromiso de pagar en el transcurso de ésta semana la mayor parte de la producción adquirida.

El empresario también criticó que el gobierno federal no ha cumplido con la entrega de los recursos comprometidos por concepto de servicios y existe incertidumbre ya que no hay exportaciones de maíz a Venezuela ni Sudáfrica, lo que puede acarrear la quiebra de varias empresas exportadoras