Reduce EU compra de crudo mexicano

295

Según información de Petróleos Mexicanos (Pemex), hay una clara tendencia del mercado estadounidense a reducir las compras de crudo producido en nuestro país, sobre todo el tipo Olmeca e Istmo, que son los más ligeros y cuyo comportamiento a la baja se ha acentuado en lo que va del año.

De 1 de enero al 30 de abril, las empresas que tradicionalmente compraban la canasta del hidrocarburo mexicano redujeron 26.9% sus compras, lo que significa que 252.4 mil barriles diarios ya no tuvieron la preferencia de esos clientes.

Esta situación representó para Pemex una caída en los ingresos provenientes de las ventas a la Unión Americana de 680 millones de dólares en ese periodo.

Por tipo de crudo, la caída en el volumen de exportaciones es más significativa: en el caso del crudo Olmeca las empresas petroleras que operan en Estados Unidos redujeron en 65.3% sus compras en los primeros cuatro meses del año; y, en el caso del crudo Istmo la reducción es del 50.5%.

El petróleo tipo Maya, que es el crudo más pesado y de mayor volumen que extrae México de sus principales yacimientos, también está teniendo cada vez menos clientes en el mercado estadounidense, pues en los primeros 120 días del año la exportación disminuyó de 722.7 mil barriles diarios en promedio a 613 mil barriles por día.

El problema para las ventas externas de petróleo mexicano hacia ese país es de tal magnitud que si se compara el mes en el que Pemex le embarcó el nivel más alto de petróleo (un millón 736.2 mil barriles diarios en febrero del 2006) con el registro del mes pasado, la caída total es del 60.5%.

La información sobre el comercio exterior de petróleo crudo hacia la Unión Americana muestra que, salvo en el mes de mayo de 1990 y mayo de 2013, no se habían presentado niveles de exportación inferiores a 700 mil barriles diarios, como ocurrió en marzo y abril de este año.

George Baker, analista del sector energético con sede en Houston, Texas, comentó que el derrumbe de las exportaciones de crudo mexicano con su principal cliente y socio comercial, Estados Unidos, aparentemente tiene que ver con el aumento significativo de la producción de crudo y gas shale en ese país.

“Estamos -explicó en entrevista telefónica- ante un eventual problema de saturación de producción de petróleo ligero shale (parecido sobre todo al Olmeca) en la Unión Americana, lo que ya está afectando a la industria petrolera mexicana, la cual ha dependido por años de ese mercado”.

Prueba de ello, añadió, es que Pemex ha tenido que salir a buscar nuevos mercados para compensar la pérdida de clientes estadounidenses.

“En los últimos meses la empresa ha expresado la intención de duplicar sus exportaciones a China, reiniciar sus ventas a Japón e iniciar la comercialización a Europa, Hawai y Suiza”, dijo.