TENDENCIAS Y PROBLEMÁTICAS PARA LA LOGÍSTICA E-COMMERCE

Siete de cada 10 empresas enfocadas al llamado B2C (business to consumer) y seis de cada 10 en el B2B (business to business) se encuentran trabajando para lograr la implementación de una estrategia logística integral en el comercio electrónico (e-commerce), de acuerdo con un estudio de DHL Supply Chain sobre la evolución de la cadena de suministro enfocada a esta actividad.

471

El reporte fue elaborado tras realizar una encuesta global en la que participaron cerca de 900 directores de logística y cadena de suministro vinculados a e-commerce. Ellos forman parte de sectores como retail, consumo, salud, tecnología, automotriz, ingeniería y manufactura.

El informe The e-Commerce supply chain: Overcoming growing pains también descubrió las principales barreras para implementación total de una estrategia logística, que incluyen cambios en las expectativas de los clientes, el ritmo de entrega y las limitaciones en la infraestructura existente.

“El nuevo estudio muestra la importancia crítica de poner las expectativas de los consumidores en el centro de cualquier estrategia de e-commerce. La dificultad es que, al hacer esto, las empresas están tratando de alcanzar un objetivo que está en constante cambio”, comentó Nabil Malouli, Global e-Commerce Product lead en DHL Supply Chain.

“Estamos en un punto en el que las demandas de los clientes evolucionan constantemente y las empresas están bajo una enorme presión para poder mantenerse al día. Viven un continuo proceso de adaptación de sus modelos de e-commerce para cumplir con los cambios constantes, lo que se convierte en un verdadero desafío para lograr la implementación integral de sus planes de e-commerce”, agregó Malouli.

Sin embargo, la cadena de suministro debe continuar centrándose en satisfacer a los consumidores. Así mismo, ser lo suficientemente ágil para responder a los nuevos modelos de negocios, a las expectativas de servicio y a las necesidades tecnológicas de los compradores, para así poder retener a los ya existentes y captar nuevos clientes.

La evolución en la demanda de e-commerce significa que, en los próximos 3 a 5 años, más del 50% de las empresas realizará algún tipo de cambio en su estrategia de distribución.

Para hacer frente a esta presión, muchas compañías están optando por asociarse con operadores logísticos (3PL), con lo que logran aumentar sus recursos y capacidades internas, para escalar de forma rápida y eficaz, y así, aprovechar todas las oportunidades que ofrece e-commerce, de acuerdo con DHL Supply Chain.

Este escenario también se aplica a los principales países de Latino América, principalmente México, Brasil, Colombia, Chile y Argentina.

Con diferentes tasas de crecimiento y niveles de infraestructura, los desafíos son distintos, pero nada es sencillo en e-commerce.

“El e-commerce que parece ser simple, operacionalmente es un desafío. Primero existe el reto de trasladar el inventario al punto más cercano de los consumidores, manteniendo una enorme variedad de ítems en stock y cumpliendo con la expectativa de agilidad, lo que torna el tema logístico como pieza central en e-Commerce. Y, en segundo lugar, la demanda puede ser bastante volátil, lo que requiere una amplia capacidad para atender los puntos más altos de la demanda con el uso adecuado de recursos humanos y de transporte”, señaló Luiz Moreira, Vicepresidente CCO de Desarrollo de Negocios de DHL Supply Chain Latinoamérica.