Tren Transístmico, más rentable que el Tren Maya: BID

El representante Banco Interamericano de Desarrollo en México, Tomás Bermudez, señaló que el proyecto que unirá a los dos océanos tiene más oportunidades de detonar crecimiento.

426

A pesar de que el Tren Maya ha sido vendido por el gobierno federal como el principal proyecto de desarrollo del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, el Tren del Istmo es el que representa una mayor oportunidad de productividad y crecimiento para la región del sureste del país, señaló Tomás Bermúdez, representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El Tren del Istmo o Interoceánico es un programa de la nueva administración federal que consta 300 kilómetros de largo, que iría desde los puertos de Salina Cruz, en Oaxaca, a Coatzacoalcos, en Veracruz, con una inversión estimada de mil 100 millones de pesos.

Al brindar una conferencia en la Universidad del Valle de México (UVM) en Mérida, Bermúdez indicó que el proyecto, que unirá el océano Pacífico con el océano Atlántico, es el más rentable entre los programas prioritarios de la nueva administración federal ya que puede servir para posicionar logísticamente al país.

«Si eso se hace bien (Tren Interoceánico), yo creo que las oportunidades de crecimiento, de todos los que proyectos que he escuchado de la nueva administración, es el que se me hace ambicioso. Es un programa de más de un sexenio pero que vale la pena revisar como algo interesante y que puede detonar el crecimiento”, puntualizó.

Además, en comparación con el Tren Maya, el proyecto ferroviario del Istmo puede puede acelerar en mayor medida la productividad de la región; sin embargo, reconoció que no competiría con el Canal de Panamá en cuestión de transporte de mercancías entre los dos océanos pero si puede ser una alternativa en comercio internacional.

«No creo que compita con el Canal de Panamá pero tiene una expectativa de desarrollo en la región”, apuntó.

También señaló que la administración federal no se ha acercado con el BID para hablar sobre el Tren Maya pero reconoció que el proyecto puede significar un detonante de desarrollo si se estudian los impactos ambientales y sociales que dejarán en el sureste de México.

«Lo que sí me parece importante es que se tome el tiempo suficiente para determinar si vale la pena y cómo se compara esto con los otros proyectos que puede tener el país», dijo al ser cuestionado sobre la factibilidad del proyecto.