USMCA simplifica reglas de origen en químicos

En vidrio, productos intensivos en acero, fibra óptica, televisores y componentes eléctricos también hubo actualización.

512

El Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA, por su sigla en inglés) estableció cambios en las reglas de origen sobre todo en tres sectores en los que se requería su actualización o en los que las partes interesadas mostraron interés, además de los relacionados con la industria automotriz.

En la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, que sería sustituido por el USMCA) no se negociaron todas las reglas de origen específicas, incluidas en el actual anexo 401, sino que se concentraron en ciertos sectores.

En la industria química se modernizaron las reglas con el fin de introducir nuevas alternativas de cumplimiento que reconocen diversos procesos químicos como la transformación sustancial para conferir origen: reacción química, cambio de tamaño de partícula, materiales valorados, separación de isómeros y purificación.

Las industrias químicas de México, Estados Unidos y Canadá lograron cambiar las reglas de origen de modo que sean más simples y, en promedio, un tanto más flexibles, con una posición unificada.

Guillermo Miller, vicepresidente de Comercio Internacional de la ANIQ, explicó que en el TLCAN vigente las reglas de origen del sector químico se definen por el método de salto arancelario (cambio de partida) o con una metodología de valor de contenido.

Los cambios que sugirieron las industrias químicas de la región comprendieron un paquete de nueve reglas de origen con una metodología de proceso, que determina cambios en un químico y que simplificaría toda la regulación.

Un segundo sector en el que se modificaron las reglas de origen fue el de manufacturas de vidrio, productos de titanio, productos intensivos en acero y fibra óptica. Estos cambios tuvieron como objetivo fomentar la utilización de insumos de la región.

Finalmente, hubo cambios en las reglas para televisiones y manufacturas eléctricas, los cuales se pactaron, según la consultoría Iqom, a fin de permitir el abasto global de insumos.

Las reglas de origen del TLCAN se han modificado periódicamente en el pasado para reflejar los cambios en las prácticas de producción de la industria y los patrones de abastecimiento, así como para garantizar la coherencia después de las enmiendas periódicas al sistema armonizado de designación y codificación de mercancías de la Organización Mundial de Aduanas.

También las partes del TLCAN han acordado modificaciones que liberalizan las reglas de origen permitiendo más aportes de países fuera de la región del TLCAN a través de un cambio en las reglas de “salto arancelario” o eliminando o reduciendo los requisitos de contenido de valor regional.

Por ejemplo, las modificaciones a las reglas de origen del 2013 afectaron a una amplia variedad de artículos como combustibles minerales, plásticos, instrumentos ópticos y médicos, muebles y pipas para fumar. Algunas reducciones de tarifas también se aceleraron bajo el TLCAN.