Industria de camiones pide que se mantenga su actividad

Son consideradas como esenciales sólo algunas de las actividades, pero no toda la cadena del autotransporte.

0
326

La Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) pidió al gobierno federal que especifique en un documento legal que la fabricación e importación de vehículos pesados y autopartes, así como la venta y matriculación de los mismos, sea considerada como sector esencial y permita a la industria operar y cumplir con la entrega de pedidos con clientes que atienden la emergencia nacional e internacional del Covid-19.

Miguel Elizalde, presidente de la ANPACT, expresó: “Lo que pedimos (a las secretarías de Economía y de Salud) es que se especifique que se pueda seguir entregando, desde la fabricación e importación de la autoparte, la fabricación o importación de la carrocería y la venta, así como la matriculación de la unidad, para atender la emergencia de la cadena de alimentos, energéticos, salud pública y otros, y se entreguen y se siga trabajando”.

Aun cuando las autoridades federales han publicado dos decretos sobre los sectores esenciales, “todavía existen ambigüedades”, lo que pone en incertidumbre a los empresarios ante la urgencia de entregar a sus clientes las unidades o autopartes que van a requerir.

En entrevista con El Economista, el presidente de la industria de vehículos pesados explicó que, a diferencia de nuestro país, en Estados Unidos sí queda establecido que la fabricación de vehículos y autopartes para la atención de la emergencia sanitaria es parte de la cadena de transporte, lo cual es contradictorio en el caso mexicano.

Hasta el momento, ni la secretaria de Economía, Graciela Márquez, ni el de Salud, Jorge Alcocer, han dado una respuesta sobre la operación de la industria de camiones —que se encuentra parada por la contingencia—; sin embargo, el sector es el quinto exportador de vehículos pesados en el mundo y el primer proveedor de vehículos pesados en Estados Unidos.

“Hay que ser solidarios a nivel mundial, porque lo que fabricamos (en México) también atiende la emergencia de otros países, como los socios de Norteamérica”, dijo Elizalde.

Refirió que en las actividades esenciales se menciona el servicio de transporte de carga para atender los servicios de la emergencia, además de talleres de mantenimiento y refacciones, pero a la industria que produce o vende no.

“Que se especifique que somos parte de la cadena del autotransporte, porque en otros países del mundo la fabricación de vehículos sí es parte claramente de la cadena del transporte. Tenemos pedidos del Ejército, de Pemex, de la Comisión Federal de Electricidad y de transportistas de gasolinas y diésel, turbosina, de hospitales y contenedores de basura, de alimentos, infinidad, y cuando se solicita un vehículo a una fábrica es porque lo necesitas, no porque lo vas a tener parado”, pugnó.

La industria de vehículos pesados en México logró producir 198,100 unidades al cierre del 2019, un crecimiento de 12.1% con respecto a las cifras anualizadas reportadas en el 2018, y exportó 168,265 unidades, al incrementar 13.9% comparado con igual periodo.

Las empresas asociadas a la ANPACT como Dina, Freightliner, Hino, International, Isuzu, Kenworth, Mack, MAN, Mercedes-Benz, Scania, Volkswagen, Volvo, Cummins y Detroit Diesel, así como sus proveedores de autopartes, refacciones, y los distribuidores sostuvieron: “Queremos atender a la industria que está atendiendo a la emergencia, ése es nuestro principal interés”.

Fuente:

Lilia González-https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Industria-de-camiones-pide-que-se-mantenga-su-actividad-20200403-0037.html