jueves, julio 25, 2024
InicioComercio Exterior y AduanasJuan Carlos Baker señala puntos clave para entender la negociación de TLCAN

Juan Carlos Baker señala puntos clave para entender la negociación de TLCAN

Juan Carlos Baker, Subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, estuvo presente en el XXV Congreso del Comercio Exterior Mexicano y señaló cuáles fueron los puntos clave de la negociación del TLCAN.

Estado de México.- La renovación de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), es un tema que acapara la atención del Consejo Mexicano del Comercio Exterior (COMCE); por ello, Juan Carlos Baker, Subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, fue invitado a participar como ponente en el XXV Congreso de Comercio Exterior Mexicano.

El TLCAN es un acuerdo que entró en vigencia en 1994 y por lo tanto, necesitaba una actualización ya que hoy en día existen factores como internet que en aquellos años no se consideraron para establecer el acuerdo; sin embargo, temas tan importantes como el medio ambiente, condiciones laborales e incluso la protección de ciertos sectores, también fueron excluidos en ese primer acuerdo. En este sentido, Canadá ha sido el país que ha movido una agenda de comercio mucho más progresista, pues no sólo ha planteado temas como la condición laboral o de medio ambiente, incluso ha abordado cuestiones de género.

El comercio internacional se ha convertido en un elemento cada vez más complejo, cada vez más cambiante. Cuando yo estudiaba, el comercio se trataba realmente de quitar cuotas, de quitar aranceles, no existía esta percepción de que el comercio tenía unas derivas hacia otros temas. Hablar de que existía una dimensión comercial que tocaba el tema laboral o ambiental era punto de grandes debates

Un factor determinante para la modernización del TLCAN, fue la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos; sin embargo, la salida de Inglaterra de la Unión Europea y las tensiones en Europa del Este, entre otros fenómenos políticos y movimientos sociales, influyeron en la renovación del tratado a pesar de que las cifras de inversión y de comercio era positivas.

Estos dos elementos, la complejidad del comercio y la cuestión tecnológica tan acelerada, solamente va a continuar, estos elementos no van a cambiar. Si pensamos que lo que estamos viendo actualmente, ya sea en el ámbito de proteccionismo comercial o de ciertas opciones políticas que de repente se presentan como atractivas a una parte de la sociedad, si creemos que esto es un error en la estadística y que simplemente tenemos que aguantar para que desaparezca, yo no compartiría es visión. Yo creo que estamos verdaderamente en un momento en donde vamos a tener un parteaguas de lo que pueden ser los siguientes 50 o 100 años.

Para el Subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, la negociación del nuevo TLCAN fue atípica debido a su intensidad, ya que en un año los tres países tuvieron 7 rondas de negociación en las cuales llegaron a participar más de 600 funcionarios y, en mayo, el equipo mexicano estuvo 24 días continuos en sesión permanente en Washington.

Juan Carlos Baker agrupa los temas de negociación en tres grandes canastas:

  1. Temas de la moderdización de tratado que incluían temas de Pymes, telecomunicaciones y de comercio electrónico, en los que no había diferencias de opinión significativas.
  2. Obstáculos técnicos de comercio, medidas sanitarias, entre otros, que ya estaban considerados pero que empezaron a rebasar las planteamientos que ya se tenían sobre ellas.
  3. Esta es la que trataba de objetivos totalmente diferentes, propuestas que eran incluso difíciles de entender; por ejemplo, la clausura de extinción del tratado y cuestiones de reglas de origen.

Este ha sido el proceso de preparación más intenso, más completo, más detallado, que se haya llevado en épocas recientes. Ustedes [COMCE] también nos acompañaron cuando hicimos los foros públicos en la Secretaría de Economía, otra innovación en términos de proceso de consulta, donde también abrimos un espacio para comentarios públicos a través del anuncio del Diario Oficial, donde tuvimos reuniones en lo individual, yo posiblemente he de haber tenido más de 200 reuniones con diversos sectores en muchas ciudades del país, solamente para llegar a presentarnos al primer día de la negociación.

El equipo de Ildefonso Guajardo planteó al Senado 4 áreas muy específicas en las que México iba tomar una fuerte postura al negociar el nuevo TLCAN, las cuales se pueden resumir de la siguiente manera:

  1. México no aceptaría una negociación cuyo resultado implicara fricciones al comercio, ya sea a través del incremento de aranceles, del establecimiento de cuotas o de restricciones cuantitativas. “De este punto México logró salir airoso tanto en la parte industrial como en la parte agrícola”, destacó Juan Carlos Baker.
  2. Se aprovecharía la oportunidad de modernización del tratado para abrir una puerta donde entrase toda la canasta de temas que incorporan el comercio electrónico, telecomunicaciones y modernización de disciplinas en el sector de servios.
  3. El TLCAN debía ser un instrumento de inclusión, en el que las prácticas comerciales tengan en cuenta temas como combate a la corrupción e inclusión de Pymes.
  4. Debía mantenerse la certidumbre, ya que sin ella no se puede invertir. Para ello era indispensable mantener los paneles y mecanismos de solución de controversias del capítulo 20; mantener en el capítulo 19 la exclusión de México a medidas unilaterales de Estados Unidos como son las salvaguardas globales; eliminar la amenaza que representaba para el sector agroalimentario ideas como la cláusula de estacionalidad; y la certidumbre de que todo esto sería obligatorio. “La certidumbre en virtud de los procesos y de la obligatoriedad de cumplir los compromisos que se plasman era fundamental, y es uno de los logros que México debe tener más presentes y sobre todo que tenemos que valorar en todo lo que eso implique”, señaló puntualmente Juan Carlos Baker.

Frente a las especulaciones de un tratado con miras a tornarse en un acuerdo bilateral, el Subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía dejo en claro que el TLCAN y complementariedad de las economías en América del Norte, conducen a un acuerdo que debe ser trilateral puesto que es la mejor manera de explotar las ventajas competitivas de los tres países.

México tuvo una conversación con Estados Unidos en donde nosotros llegamos a aterrizar muchos de los temas que tenían una mayor importancia, o que tenían un matiz, una naturaleza tal vez más bilateral, como lo está haciendo Canadá en estos mismos momentos, por cierto, pero ninguno de esos dos procesos tiene porqué necesariamente excluir la trilateralidad de lo mismo. Y eso es en lo que nosotros tenemos mucha confianza que va a suceder hacia adelante.

Finalmente, para Juan Carlos Baker, la conclusión más importante de este nuevo tratado es que ha obligado a todo sectores a pensar diferente para enfrentar lo que viene adelante.

spot_img
spot_img
Cortesía de Investing.com

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!