México y el TPP-11: mucho peor con Malasia

Las cifras históricas del comercio exterior con los seis nuevos socios del TPP-11 hacían prever un desarrollo nada promisorio y un futuro negro para nuestro país, ya que el periodo 1993/2018, el crecimiento del déficit con esos países fue de -12,504 millones US, acumulando un total de -144,082 millones US en estos 5 lustros.

324

A pesar de esas deplorables cifras, los teóricos y funcionarios del comercio exterior mexicano insistieron en la firma y ratificación de este aberrante instrumento argumentando la necesidad de impulsar el libre comercio, sin que realmente consideraran lo que serían las consecuencias negativas de la aplicación de su liberalismo dogmático.

En ocasiones anteriores he señalado los pésimos resultados que se habían registrado para México en la relación con ese bloque, haciendo referencia específica al caso de Vietnam, con quien en el periodo 1993/2018 acumulamos un déficit de -23,371 millones US, y en los primeros diez meses de 2019, es decir, desde la entrada en vigor del TPP-11, de 4,785 millones US mismo que resulta superior en -1,284 millones US al mismo periodo del año 2018.

También hice referencia al enorme daño que esa situación ha generado para un sector prioritario de México, la industria del calzado, a pesar de la supuesta feroz defensa que los funcionarios mexicanos hicieron de la misma en las “negociaciones”.

Hoy también podemos ver que la situación con Malasia es aún mucho peor que con Vietnam, pues el déficit entre 1993 y 2018 se incrementó en -8,913 millones US, de tal manera que en ese periodo se acumuló un déficit total de -94,496 millones US con ese país.

Para los primeros 10 meses de 2019, la situación es aún más negativa que con Vietnam, ya que en este breve periodo el saldo negativo con Malasia fue de -9,355 millones US, superior en -1,869 millones al de 2018, a pesar de la enorme delicadeza e inteligencia que desplegaron nuestros altísimos funcionarios en la negociación de dicho instrumento.

En este reducido periodo nuestras exportaciones a ese país crecieron la friolera de 12 millones US, en tanto que las importaciones procedentes de Malasia lo hicieron en 1,701 millones US.

Esta desfavorable situación es resultado de la pésima calidad del marco sistémico con el que tiene que trabajar la planta productiva nacional, mismo que ha sido generado por el enorme desconocimiento que nuestros altísimos funcionarios han mostrado, especialmente en los 25 años más recientes, de la nula competitividad de México frente a esos países, generando una enorme debilidad en la estructura de nuestra planta productiva nacional y de su oferta exportable.

Además, dentro de este rubro es necesario hacer especial referencia a la pésima calidad de las instituciones y sus funcionarios, pues esta situación les impide diseñar una estrategia integral con programas, proyectos y políticas públicas realistas que tengan resultados favorables en el desarrollo económico de México y en el bienestar de sus habitantes.

*Fuente: https://elsemanario.com/