México y EU logran acuerdo preliminar rumbo TLCAN 2.0

Ambos países llegaron a un acuerdo preliminar para resolver sus diferencias comerciales; esto no significa que haya nuevo TLCAN pues falta que Canadá se reincorpore.

0
849

Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo preliminar para resolver sus principales problemas comerciales bilaterales rumbo a un TLCAN 2.0, anunciaron los presidentes de ambos países este lunes.

El acuerdo preliminar entre los dos países resuelve un obstáculo clave para reanudar las negociaciones del TLCAN entre Estados Unidos, México y Canadá.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo este lunes que habló con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, sobre el avance en las reuniones con Estados Unidos y le expresó lo importante que es su reincorporación a la renegociación para lograr un nuevo TLCAN.

El presidente Donald Trump tuiteó este lunes por la mañana que se veía un gran acuerdo con México:

La renegociación tuvo un intenso fin de semana en Washington con reuniones de alto nivel entre los equipos de ambos países para alcanzar un pacto, con el compromiso de seguir este lunes, en medio del optimismo de Donald Trump y «avances».

Entrada la noche del domingo Ildefonso Guajardo dijo que retomarían las conversaciones a las 09:00 horas de este lunes con «avances» alcanzados en estos días.

«Hemos seguido avanzando y regresaremos mañana (lunes) aquí a las 9 de la mañana», agregó Guajardo adelantando que se dirigía a hacer consultas con los empresarios mexicanos, reportó Reuters.

El funcionario dijo que él y el canciller Luis Videgaray están en permanente contacto con el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Guajardo confía en el avance del TLCAN, siempre y cuando se incluya a Canadá

«Si no estuvieramos en el track (camino) no regresaríamos mañana», dijo Guajardo a periodistas al preguntársele si este lunes podrían concluir las negociaciones bilaterales.

Los equipos de ambos países se apuran a buscar un acuerdo sobre sus principales diferencias, pues se han autoimpuesto que en agosto salga un pacto sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). La prisa crece porque una vez que ambos solucionen sus diferencias, Canadá, el otro socio del pacto trilateral, debe incorporarse para entonces sí concretar un tratado modernizado y tripartita.
 

Entre el equipo estadounidense, el fin de semana estuvo presente el asesor y yerno de Trump, Jared Kushner, quien acompañaba al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Guajardo dijo el domingo que, una vez que Canadá se reincorpore a las pláticas, necesitarán al menos una semana para trabajar con ese país. El próximo viernes acaba agosto y quedarán solo dos meses para las elecciones para renovar el Congreso estadounidense.

«Cuando termine esta etapa, la siguiente es que venga Canadá, pero todavía no terminamos esta etapa», explicó el canciller mexicano Luis Videgaray, quien acompaña a Guajardo.

«Nuestra relación con México se acerca cada hora. Hay algunas personas realmente buenas dentro tanto del gobierno nuevo como el antiguo, y todos trabajando en estrecha colaboración», escribió Trump.

«¡Un Gran Acuerdo Comercial con México podría estar sucediendo pronto!», agregó el presidente el domingo en su cuenta oficial de Twitter

«Nada está acordado hasta que todo está acordado (…) Yo respeto mucho que el Dr. Seade haya hecho un gran trabajo de los gobiernos en transición y eso ayuda a darle viabilidad a este acuerdo», declaró Guajardo el fin de semana, al ser interrogado sobre los comentarios de Seade.

Guajardo dijo que «son dos, tres temas» los que se negociaban el fin de semana.

En días recientes, las conversaciones se complicaron por las diferencias en política energética de las administraciones entrante y saliente de México.

El equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador se ha resistido a consagrar en el nuevo pacto la apertura del sector petrolero y gasífero promulgada por el mandatario saliente, Enrique Peña Nieto, según personas cercanas a las negociaciones.

En el espinoso tema del porcentaje de contenido regional que deben tener los autos fabricados en Norteamérica para optar por el estatus TLCAN, ambas partes se han acercado gradualmente a una posición común, y una fuente cercana a las negociaciones dijo el fin de semana a Reuters que «poco» las separaba.

Fuentes de la industria aseguran que Estados Unidos y México están cerca de acordar elevar el umbral regional de contenido automotriz para el acceso libre de aranceles según el TLCAN a alrededor del 75% desde un 62.5%.

Aún así, el Gobierno del presidente Donald Trump busca imponer un tope a las exportaciones de autos y camionetas mexicanos a Estados Unidos que podrían enviarse libres de impuestos o con un arancel de un 2.5%, lo que ha complicado las negociaciones automotrices, dijeron tres personas con conocimiento del asunto.