MUEVEN POR TIERRA 82% DE MERCANCÍAS

La industria del autotransporte de carga mueve en el país el 82% de la carga terrestre, lo que equivale a un promedio de 556 millones de toneladas al año y abastece a diferentes industrias, comercio y servicio. En 20018, tuvo una participación de 3.2% en el Producto Interno Bruto (PIB). A su vez contribuye con el 50% del PIB logístico del país que asciende a 6.5%

295

Siendo la columna vertebral de la economía, abastece a diferentes industrias, comercio y servicio. Los principales productos que dichas industrias ofrecen y que tienen una repercusión directa en la sociedad son  hidrocarburos, automóviles sin rodar, materiales para la construcción, alimentos, bebidas, autopartes, gráneles, productos agrícolas y agroindustriales, electrodomésticos, líquidos de grado alimenticio, abarrotes, granos, productos farmacéuticos, entre otros. 

A diferencia del transporte aeroportuario, el autotransporte de carga es más barato. El transporte ferroviario no cuenta con la infraestructura necesaria para aumentar su porcentaje de carga. El autotransporte de carga distribuye el 56% de la carga nacional, contra el 31.6% de transporte por agua o el 12.8% por ferrocarril. 

Por otra parte, el autotransporte de carga mueve el mayor porcentaje de mercancía importada y exportada del país hacia o de los puertos al interior.  Tan sólo en el año 2018, el 61.2% del total del valor de las exportaciones de México fueron transportadas por carretera y de las importaciones representó el 47.2%.

Del intercambio de las mercancías entre México y los Estados Unidos, el autotransporte de carga representó el 82% del total del comercio contabilizado entre ambas naciones.

A pesar de ser una industria que mueve al país, se enfrenta a cuatro principales problemáticas, que son:

La inseguridad en carreteras: el robo de mercancías, bloqueos en las vías y toma de casetas, ha repercutido en el costo de pólizas de seguros y aumento de las cuotas por incumplimiento. 

-La inseguridad en carreteras: el robo de mercancías, bloqueos en las vías y toma de casetas, ha repercutido en el costo de pólizas de seguros y aumento de las cuotas por incumplimiento. 

-Falta de incentivos y financiamiento para el micro y pequeño transportista para la modernización del parque vehicular: antigüedad de la flota: a 2019, la antigüedad de la flota es de 17.9 años

-Falta de mantenimiento de la infraestructura: a la carpeta asfáltica le falta mantenimiento adecuado y el cumplimiento de normas técnicas  para evitar el deterioro. 

– Sobrerregulación: la transformación geopolítica desmedida de los estados y municipios ha sobrepasado la jurisdicción del marco normativo vigente, lo que ha originado, al amparo de vacíos legales y distorsiones en los criterios de aplicación de éste, una carga regulatoria que afecta la competitividad no sólo del transporte, sino de todo el país.

*Fuente: https://www.dices.mx/