sábado, julio 20, 2024

Son las pymes…

La única manera de lograr un crecimiento incluyente es teniendo a la pequeña y mediana empresa como columna vertebral de la política industrial.

Se firmó el nuevo tratado comercial de América del Norte, el innombrable USMCA, con una intención: seguir exportando para permitir a la economía mexicana crecer más y de forma incluyente.

La única manera de lograr un crecimiento incluyente es teniendo a la pequeña y mediana empresa como columna vertebral de la política industrial, tal y como lo plantea Graciela Márquez, quien será la nueva secretaria de Economía del próximo gobierno.

CERTIFICAR PYMES

Las pymes son altas generadoras de empleos e instrumentos eficaces para tener productividad, pero a la vez es un vehículo para mejorar la distribución de ingresos en la población. Márquez Colín lo tiene claro. Ha analizado la potencialidad de las pymes, tanto para el mercado interno como para el mercado externo. Por eso considera que la mejor forma de potenciar y aprovechar el nuevo acuerdo comercial es insertar a las pequeñas empresas en las cadenas de valor.

¿Cómo hacer que una pyme, con procesos anticuados de producción y comercialización, con poca sofisticación sobre los tiempos, con baja capacitación del personal, pueda dar al salto? Fácil, con una preparación para certificarlas.

Una pequeña empresa certificada podrá garantizar que ya pasó por los procesos de capacitación, de mejoramiento de productividad, de entrega a tiempo, de programas para operar digitalmente con la Revolución 4.0. Y estaría lista para insertarse a las cadenas de valor… externas e internas.

SUMARLAS A LAS CADENAS DE VALOR, INTERNAS Y EXTERNAS

Tenemos grandes empresas mexicanas, exitosas, ligadas a la exportación. Ahora falta enganchar a las pymes a esos procesos de exportación, tanto para ser proveedoras y parte de una cadena de valor, como incluso para llegar a ser exportadoras directas de darse el caso.

Pero necesitarán capacitación, para adoptar nuevas tecnologías como el mundo digital, para tener una mayor calificación de mano de obra, para aprender de temas logísticos para entrar justo a tiempo. En otras palabras, las pymes deberán certificarse.

Con el nuevo acuerdo comercial o USMCA, tenemos muy claros los sectores con potencial para exportar y crecer aún más. Desde luego están el automotriz y el agroindustrial, como los principales casos de exportación. Pero también están la producción de software y aeroespacial, en los cuales varios estados han encontrado una ventaja comparativa. En todos ellos, las pymes pueden jugar un papel primordial.

ECONOMÍA SE PREPARA

La próxima secretaria de Economía y cabeza del equipo de transición en la materia comenta que las adaptaciones que están haciendo en la Secretaría de Economía van dirigidas al apoyo de las pymes. Recordemos que la dependencia, a partir del 1 de diciembre, tendrá tres subsecretarías: la de Industria y Comercio, a cargo de Ernesto Acevedo; la de Minería, a cargo de Francisco Quiroga, y la de Comercio Exterior, con Luz María de la Mora. Deberán insertar a las pymes en las tres subsecretarías.

Bienvenido ese enfoque. Y conste, no quiere decir que hoy en día no haya esfuerzos interesantes en la materia, como es el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), que acaba de presentar su Semana Pyme con varios casos de incubación. Ahora el reto será insertar a las pymes a las cadenas de valor existentes y no sólo para el mercado interno, sino también para el mercado externo. Por ahí se le podría dar un buen impulso al crecimiento. Márquez y su equipo están trabajando en el tema.

AEROMÉXICO PODRÍA QUEBRAR COMO MEXICANA

Andrés Conesa es claridoso. Si los pilotos contratados después de 2010, todavía quieren mantener el tipo de contratos previos a esa fecha, la aerolínea no soportaría la estructura de costos. Y sí, lo dice Conesa, Aeroméxico terminaría como Mexicana: quebrando. Los datos del director de Aeroméxico son sencillos: Aeroméxico en tan sólo este año lleva perdiendo más de 600 millones de pesos (los datos son públicos, Aeroméxico cotiza en bolsa). Los pilotos piden un aumento de 5.1% en un ambiente de fuerte competencia, con nuevas aerolíneas y la llegada de internacionales, así como de mayores costos por el precio del combustible. La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México insiste que la aerolínea puede dar un mejor esfuerzo salarial, pero Conesa les recuerda que ganan más del 40% que otras aerolíneas, incluso internacionales, y que en Aeroméxico han recibido a 230 capitanes que eran de Mexicana. Para Aeroméxico, las cuentas de los pilotos no dan.

Por estas razones, al final los pilotos aceptaron el 5.15% de incremento salarial anual. Tampoco los pasaron a un contrato más caro.

spot_img
spot_img
Cortesía de Investing.com

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!