Volatilidad, el riesgo inmediato del Brexit para México: analistas

Los términos preferenciales del comercio entre ambos países se mantendrán durante la transición hacia la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

0
448

La forma más directa en la que podría afectar a México la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), oficial desde el 31 de enero, sería a través de la volatilidad financiera, advirtieron catedráticos de El Colegio de México y la Universidad Panamericana.

A pesar de que se ha formalizado el primer divorcio de un miembro de la Unión Europea, se han pactado 11 meses para la transición, donde ambas partes, Reino Unido y la Unión Europea, negociarán cómo será su futura relación.

Es en este trayecto, conforme se vayan alcanzando los acuerdos comerciales, políticos, de migración y económicos entre Reino Unido y la Unión Europea, el mercado calibrará si hay razones para mantenerse tranquilo, o si se presentan episodios de incertidumbre que puedan llegar hasta los mercados emergentes, explicó el catedrático e investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México, Francisco Gil Villegas.

Es probable que se presenten periodos de volatilidad en el mundo mientras Reino Unido negocia los acuerdos comerciales principalmente con Bruselas y en paralelo con Estados Unidos, mencionó Gabriel Pérez del Peral, catedrático de la escuela de negocios de la Universidad Panamericana.

En este periodo, la Comisión de Cambios, integrada por el Banco de México y la Secretaría de Hacienda, tendría que estar a la espera de la reacción internacional, si es que en algún momento se presenta un evento disruptivo en los flujos de capitales, precisó Pérez del Peral. Si el tiempo de transición resulta insuficiente para llegar a algún acuerdo comercial con la Unión Europea, entonces podría presentarse la volatilidad y la incertidumbre, expresó.

Fortalecer nexo comercial

El intercambio comercial entre México y Reino Unido es reducido. Según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), ha sido equilibrado a partir del año 2000, y fue hasta el año 2014 cuando el comercio de bienes entre ambas partes se triplicó para aproximarse a los 265,000 millones de dólares.

El comercio entre Latinoamérica y Reino Unido al cierre del 2017, fue cercano a los 18,000 millones de dólares, y son México y Brasil, quienes concentran más de la mitad del intercambio con aquel país. Sin embargo, este comercio entre México y el Reino Unido, es apenas 0.5% del comercio total mexicano.

El Brexit tendrá que ofrecer una nueva oportunidad para el comercio entre ambas regiones, indicó el especialista de El Colegio de México, donde intervendrá un tercer factor, que es la relación de Estados Unidos con ambos países.

Considera que el primer ministro de Reino Unido tendrá un mayor interés en fomentar la relación favorable con Estados Unidos en este periodo, donde aprovechará que la situación de aquel país con Francia y Alemania no son del todo tersas.

El especialista de la Universidad Panamericana explica que en estos 11 meses de transición, el reto estará en que Reino Unido consiga cerrar las negociaciones de comercio con la Unión Europea lo que se anticipa difícil, si se toma en cuenta la referencia internacional, donde los acuerdos se pueden tomar hasta cuatro años.

Por lo pronto, ante la salida del Reino Unido del bloque comunitario, la relación comercial preferencial con México se mantiene, de manera que la situación arancelaria vigente, hasta el momento, no presentará cambios.

Durante los meses de transición hacia la  salida en términos efectivos, Reino Unido se encuentra legalmente vinculado a los acuerdos suscritos por la Unión Europea con terceros países, entre los cuales se encuentra el acuerdo global celebrado entre México y la Unión Europea.

*Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/