Convergencia digital: seguridad y tecnología en evolución plantea Grupo IPS

Esperanza Morales. Veracruz, Ver.- En la actualidad, las empresas se enfrentan a una multitud de amenazas tanto físicas como tecnológicas, por lo que están cada vez más obligadas a salvaguardar sus activos, ya que, hoy en día el riesgo es mayor debido a la digitalización, con la apertura de la comunicación desde cualquier parte del mundo, la revolución informática, la libre circulación de información y su falta de regulación.

436

Por ello, es fundamental proteger los datos, pero también los bienes patrimoniales y todos los activos que aporten valor a la organización. Para lograr una defensa integral, se deben alinear los departamentos de seguridad física y lógica.

Gracias a la evolución tecnológica, todos los procesos y dispositivos pueden interconectarse mediante el Internet de las Cosas (IoT), lo que habilita el intercambio de datos -en tiempo real- entre servicios, dispositivos, negocios y personas. Además, la comunicación puede abarcar contenido multimedia (video, foto, audio, texto) y se puede acceder a ella desde uno o varios dispositivos -como un smartphone, una TV o computadora.

El camino hacia dicha convergencia digital es inevitable, y esto demandará una transformación que integre a la tecnología con los componentes y procesos internos de una empresa, lo que incluye a las prácticas de seguridad y control de riesgos. De esta forma se logra un vínculo entre los objetivos del negocio y la gestión del riesgo, el cual abarque a la seguridad patrimonial y de la información.

El uso de esta tendencia trae beneficios a las empresas. La convergencia digital abre las puertas a la innovación; ofrece mayor control sobre los procesos de la organización; genera un aumento en la productividad; mejora los procedimientos para el manejo y almacenamiento de datos; e incrementa la seguridad.

Aunque este avance tecnológico trae consigo un sinfín de bondades para las personas y sus actividades, también genera la posibilidad y el riesgo de ser víctimas de crímenes -como hurto de información- que pueden ser muy graves.

Extorsiones, robos de identidad, violaciones a la confidencialidad y acceso a datos personales son algunos de los métodos utilizados para llegar a las cuentas bancarias o de correo de las personas. Ante esto, la tecnología también ha desarrollado mecanismos y herramientas de defensa, las cuales reducen o paralizan las actividades ilícitas en contra de los usuarios, lo que da paso a la seguridad digital.

El avance en este rubro, impulsa la integración de nuevos dispositivos de protección, tanto para las empresas como para las personas. Sistemas GPS, alarmas, cámaras, video analítico, automatización y control de procesos, aplicaciones y plataformas digitales son algunos de los elementos que, desde la trinchera de la tecnología, permiten dar seguimiento específico con el fin de detectar y prevenir siniestros, en tiempo real y a distancia.

Para Grupo IPS, la adopción de medidas de seguridad digital implica también tomar conciencia de la importancia de contratar compañías que cuenten con profesionales capacitados en el ámbito tecnológico, que estén debidamente registradas y lo más importante, certificadas para llevar a cabo cualquier iniciativa de protección digital de los activos de las empresas. Ante el panorama actual, los sistemas de seguridad innovadores son necesarios para enfrentar nuestra vida, con el fin de evitar el mayor número de riesgos.