Se corona Amazon como el ‘gigante en logística’, afirman analistas

Su posición es gracias al plan que tienen para entregar productos en un día a los clientes de Prime

637

CDMX.- La decisión de Amazon de ofrecer entregas de un día a sus suscriptores Prime fue efectivamente su “revelación” como gigante de la logística. Los inversionistas en transporte ya no deberían ignorar este hecho, dijeron ayer analistas de Morgan Stanley.

El pasado jueves, la empresa dio a conocer que realizará entregas en un solo día a los miembros de Prime, en lugar de los dos actuales.

Las implicaciones son más negativas para las compañías de empaquetado, aunque otras firmas pares del transporte también tendrán que mantenerse alertas, escribieron los analistas Ravi Shanker y Brian Nowak en una nota a los clientes.

“Amazon está invirtiendo una cantidad significativa de dinero que mantendrá muy activa la actual carrera de gastos en capital”, explicaron los analistas. La compañía detalló ayer que gastaría 800 millones de dólares en el trimestre actual para reducir los tiempos de entrega para sus principales clientes, pasando de dos días a uno.

EL POSIBLE RIVAL PARA EL TRANSPORTE

La aparición de Amazon como un posible rival ha estado en la mente de los inversionistas del transporte por un tiempo, y las valoraciones se han visto afectadas con cada desarrollo incremental, desde la flota de entrega que está construyendo la compañía hasta la prueba del servicio de entrega.

En gran parte, las preocupaciones han sido desestimadas y calificadas de “exageradas”, y muchos señalan que Amazon es un importante cliente para las empresas de transporte y paquetería.

NEGOCIOS EN RIESGO

Sin embargo, como señaló Morgan Stanley, la reciente transformación de Amazon en un gran operador logístico “no solo pone a los negocios existentes en riesgo, sino que también los convierte en competidores -uno tiene un balance considerable y la voluntad de implementar el proyecto”.

Los analistas destacaron que la oferta de entrega en un día también podría “obligar” a terceros transportistas y socios a utilizar la incipiente red de la compañía.

“Uno de los principales casos para UPS y FedEx es que pueden elegir crecer menos con Amazon y confiar en otros remitentes de comercio electrónico para el crecimiento. No obstante, si Amazon es uno de los pocos proveedores de servicio de entrega nacional en un día, esto podría conducir a terceros vendedores hacia la red de Amazon y alejarlos de otros operadores logísticos”, agregaron los analistas.