Transporte ferroviario en Nuevo León, estratégico para cadena de suministro

La industria y el comercio de Nuevo León, requieren de un servicio continuo del ferrocarril para más de 500 usuarios regulares, lo que representa el movimiento de 12 trenes por día para distribuir materias primas y productos terminados.

440

Monterrey, NL. Para la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra), el transporte ferroviario es parte estratégica e integral de la cadena de suministro de la industria y comercio en el estado. 

La industria local requiere de un servicio continúo del ferrocarril para más de 500 usuarios regulares en la zona metropolitana: algunos reciben un par de contenedores por mes y otros reciben varios trenes por día, comentó a El Economista, Jesús Francisco López, director de Relaciones Institucionales de Caintra.

En promedio, se emplean 12 trenes por día para distribuir materias primas y productos terminados a las zonas industriales de la zona metropolitana de Monterrey.

Caintra representa a 10,000 empresas industriales. A nivel nacional el ferrocarril mueve 34 millones de toneladas, 28% de la carga total nacional, indican datos del organismo.

Libramiento ferroviario

Este dinamismo en el transporte de carga requiere la conclusión del libramiento ferroviario, que es un proyecto que optimizará la infraestructura y servicio a la industria de Nuevo León, destacó el directivo.

Cabe recordar que el pasado 16 de mayo, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón mencionó que con la  liberación de 172 kilómetros de vías férreas, se podrían sacar de la circulación 19 de los 29 trenes de carga que cruzan el área metropolitana.

En contexto, tras la privatización de la industria ferroviaria hace 20 años, quedó inconclusa una vía de 21 kilómetros, que se convertiría en un libramiento de ferrocarriles para el área metropolitana.

Por esta razón, los trenes de largo recorrido que no tenían como destino u origen a Nuevo León seguían entrando a la zona urbana.

De ahí que con la conclusión del libramiento, alrededor de 20 trenes usarían ese corredor sin entrar a la ciudad, expuso Jesús Francisco López.

La ventaja de terminar el libramiento ferroviario, explicó, es que habrá menos tiempos de recorrido para los embarques que se hacen desde la Ciudad de México hasta Nuevo Laredo, así como para los industriales del estado, que verán una mejor eficiencia y mejores tiempos de entrega de sus productos.

El proyecto es una inversión privada de Ferromex (concesionario de los 21 kilómetros faltantes) y que conectará dos vías de Kansas City Southern (en las vías a Matamoros y Nuevo Laredo).

Así mismo Ferromex rehabilitará 18 kilómetros de la vía Lobos (sin uso actualmente) que conecta la vía de Monterrey-Altamira, de Ferromex, con la vía de Monterrey- Matamoros, de Kansas City Southern.

Dudas

Y con respecto al convenio de colaboración que firmó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes con el gobierno de Nuevo León, el pasado 16 de mayo, para liberar 172 kilómetros de vías férreas de trenes de carga, que incluyen la construcción de un tren ligero desde García hasta el Aeropuerto Internacional,  Caintra tiene algunas dudas.

No se conoce cuáles serán los tiempos de implementación del proyecto y las zonas donde habría una potencial convivencia entre trenes de pasajeros y de carga, entre otros temas.

Por ello, “como cámara solicitaremos al gobierno del estado y al gobierno Federal ser parte de la construcción de los nuevos planes y proyectos de movilidad urbana”, que permitan incrementar la eficiencia en el traslado de personas y de mercancías, así como mejorar el costo en ambos casos