Contracción del PIB, presionará finanzas públicas y tendrá impacto en calificación de México: Moody´s

Moody´s mantiene el diagnóstico de que la estabilidad macroeconómica de México le alcanza para mantener una condición manejable para este año y el próximo

354

La inesperada contracción de la economía en el primer trimestre del año, es un factor de crédito negativo para la calificación soberana de México y con claro impacto en los ingresos esperados del gobierno, advirtió la agencia calificadora Moody´s.

Este contexto de la economía con efecto negativo en las finanzas públicas “complica la agenda política del gobierno, particularmente el compromiso de responsabilidad fiscal”.

En un comentario divulgado para el emisor mexicano, analistas de Moody´s liderados por Jaime Reusche, explicaron que en un contexto de desaceleración económica, la respuesta procíclica de las autoridades podría exacerbar un crecimiento que viene lento, frenará el sentimiento de inversionistas y consumidores, y afectará de nuevo las perspectivas de la economía.

Moody´s mantiene el diagnóstico de que la estabilidad macroeconómica de México le alcanza para mantener una condición manejable para este año y el próximo. Sin embargo advierte que se presentarán tensiones en el compromiso con la responsabilidad fiscal en ausencia de medidas que incentiven a la actividad económica, generen ingreso y apuntalen a la maquinaria productiva.

Dice que el apoyo continuo y cada vez más amplio para Petróleos Mexicanos (Pemex), así como el aumento al gasto en infraestructura, serán eventuales generadores de tensiones con impacto fiscal y por ende de calificación.

La calificación actual de México en Moody´s es “A3, con perspectiva estable” que es tres escalones arriba del grado de inversión, que indica a los inversionistas que el país cuenta con “solvencia notable”.